Carlos Salcedo regresó al fútbol mexicano y a diferencia de como todos esperábamos no lo hizo con Chivas, como lo había prometido cuando se fue, sino con Tigres, experto en repatriar aztecas tal como lo hicieron en el pasado con Francisco Fonseca, Carlos Ochoa, Omar Bravo y Javier Aquino.



Al final de cuentas esto significa un retroceso en su carrera, pues la realidad es que el zaguero tenía aún más para dar en el Viejo Continente, ya que en el pasado Mundial de Rusia 2018 fue de los mejores hombres de la Selección Mexicana maravillando a varios equipos, aparte en el Eintracht Frankfurt tenía la titularidad garantizada hasta que sucedió su desafortunada lesión.


Y lo de su nivel no sólo lo dice un servidor, pues se comentó en varios medios que despreció las ofertas que le habían llegado por parte del Bayern Múnich y el Inter de Milán, equipos grandes del balompié internacional donde hubiera agarrado mayor experiencia y fogueo, no obstante, prefirió los billetazos de los felinos, que están acostumbrados a convencer así a los futbolistas para volver a territorio azteca.



Ahora bien, que El Titán arribe a San Nicolás de los Garza no quiere decir que no siga siendo considerado para El Tricolor, ni que su nivel baje considerablemente, pues la Liga MX es bastante competitiva y los elementos que militan en ella le compiten en cierta forma a los foráneos, mas no podrá elevar su nivel y llegar a un nivel como el que manejaron en su momento sus compatriotas como  Rafael Márquez, Carlos Salcido o Ricardo Osorio, defensores que triunfaron en su paso por Europa.


El ex Real Salt Lake debió tomar como ejemplo a sus colegas Andrés Guardado, Javier Hernández, Miguel Layún, Guillermo Ochoa, Raúl Jiménez, Héctor Herrera, Jesús Corona, Diego Reyes o Marco Fabián que han sido tentados por los clubes de México o la MLS con jugosos contratos pero han preferido mantener su sueño aunque ganen menos dinero o no sea con un cuadro tan poderoso.



Se sabe que en cierta forma eligió no volver a la Perla Tapatía por los pleitos que tiene con sus padres y trata de evitar una vida estresante, así que en tierra regia opta por vivir de manera estable, además aseguró que es una buena elección por la gran afición que tiene Tigres y porque considera a Ricardo Ferretti como uno de los mejores técnicos que ha conocido.


Por ahora sólo queda ver qué sucederá con Salcedo en el Torneo Clausura 2019 y por el bien del fútbol mexicano esperemos que su nivel se mantenga al parejo de lo que ha demostrado en el pasado con el Real Salt Lake, Guadalajara, Tri, Fiorentina y Frankfurt.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!