​Pese a los malos resultados y a la evidente falta de gol, el ​Real Madrid no fichará en invierno y todos los fichajes llegarían el próximo verano. El Madrid no esta bien, es una realidad. 


Que el futbolista más laureado por la afición y que más tira del carro sea Vinicius, un chico de 18 años, dice mucho de este equipo. Con la venta de​ Cristiano, el ​Madrid perdió mucho más que gol. Hay una sensación de vacío en el equipo y en el Santiago Bernabéu. Los merengues quieren una estrella que lidere el proyecto, un futbolista por quien ir al campo, un líder. 


Todo apuntaba que quien debía recoger el relevo del portugués era Gareth Bale, pero ni de lejos ha sido así. O que llegará un nuevo fichaje que ilusionara, llámese Neymar, Mbappe...



Pero la realidad es que hoy en día el Real Madrid se refugia en Vinicius. El resto de jugadores no están a la altura. Las vacas sagradas como Sergio Ramos, Luka Modric, Benzema, estan realizando una mala temporada. En la portería ha habido un relevo burocrático con el cual gran parte de la afición no está de acuerdo. Apartar a Keylor Navas y poner a Courtois , que es un gran portero, simplemente por su etiqueta y su coste, no parece algo justo. Y luego tenemos el caso Isco, que tampoco está gestionando bien Solari. En definitiva, una serie de sucesos que pueden desestabilizar la plantilla.


Pero el ​Madrid ahí sigue, en la batalla. Débil pero en pie. Tiene ganado ya su billete a los cuartos de final de la Copa del Rey, el Ajax le espera en los octavos de final de la Champions y en la Liga se encuentra a diez puntos del líder, el ​Barça


Keylor Navas,Raphael Varane,Casemiro,Isco Alarcón,Fede Valverde,Lucas Vázquez,Álvaro Odriozola,Reguilón,Nacho Fernández,marcelo Vieira,Vinicius Jr.

El verano de 2019 apunta a que sera movidito en la capital de España. Florentino hará grandes reformas en el equipo. Mínimo llegará un delantero centro para paliar la falta de gol y un futbolista estrella. Pero no lo hará en la presente campaña. El club quiere ver hasta donde puede llegar el equipo. Aunque la afición madridista tiene la sensación de ser una temporada tirada al garete..