​Tras perder la final ante ​River Plate en la ​Copa Libertadores, muchos son los jugadores de ​Boca Juniors han comenzado a buscar otros horizontes. Uno de ellos es el arquero, Agustín Rossi, quien tenía todo listo para irse a la MLS, pero tuvo negativa que tuvo de parte de los hinchas del club que lo pretendía.

Es que pese a que ya tenía todo definido con el Minnesota United Football Club, el guardameta no contaba con que una agrupación llamada Wonderwall, que apoya a este equipo, emitiera un comunicado en su contra debido a un caso de violencia contra su novia.


"Wonderwall es sinónimo de un entorno inclusivo y dinámico para que los fanáticos apoyen a Minnesota United FC. Nos apasiona nuestro apoyo al club que amamos y las comunidades en las que operamos. Recientemente, MNUFC se ha relacionado con Agustín Rossi, a quien una ex novia le impuso acusaciones de violencia doméstica. Instamos a MNUFC a que reconsidere esta posible transferencia, ya que este comportamiento es inaceptable y no es bienvenido en nuestra comunidad", indica el comunicado de esta agrupación.


La violencia de género no está aceptada en la sociedad actual y ese fue el motivo por el cual el club no recibió a Rossi. Ahora el arquero deberá pensar en otra opción, ya que en Boca no tendría lugar para lo que queda de esta temporada.