Mauro Boselli no seguirá vistiendo la camiseta del ​León de cara al Clausura 2019 debido a diferencias con la directiva, lo cual lo llevó a buscar nuevos retos en su carrera profesional y fue el Corinthians de Brasil quien le abrió las puertas para seguir ampliando su marca como romperedes.


Sin embargo, el atacante argentino no se quiso ir de la que fue su casa por más de cinco años sin despedirse de la afición que lo animó y alentó durante su etapa con La Fiera. Por este motivo, el "Matador" se metió a la porra del cuadro esmeralda para disfrutar del partido de la Copa MX frente al Alebrijes.



La última noche del originario de Buenos Aires, Argentina en el Estadio León quedará grabada en su memoria y en la de los aficionados que pudieron disfrutar el cotejo copero junto a él como "barrista".


Antes de marcharse del inmueble, el futbolista de 33 años repartió autógrafos, se tomo fotos y alentó al club para que tuviera un buen desempeño en el nuevo certamen del balompié azteca.