​El ​Real Madrid cosechó una derrota en el Santiago Bernabéu ante la Real Sociedad en un partido en el que hubo de todo, incluida mucha polémica por varias acciones que sucedieron en el terreno de juego. Y es que el colegiado pitó un penalti de Casemiro a los tres minutos y luego los blancos se quejaron de dos jugadas en el área del conjunto visitante que el árbitro no consideró y en las que ni siquiera consultó el VAR.


Esto es precisamente lo que más clamaban los aficionados y jugadores del Madrid: existiendo la tecnología para consultar si era o no penalti, el trencilla decidió no usarla ya que estaba muy seguro de la decisión que había tomado. Entre los que más protestaron se encontraba uno de los protagonistas, el brasileño Vinícius JrEl joven extremo comenzó ayer como titular y fue de lo mejor de su equipo, teniendo ocasiones de cara a puerta y protagonizando una de las polémicas acciones en la que Rulli al parecer acaba arroyando a su rival dentro del área.


Lo cierto es que para el árbitro no había pasado nada y el propio Vinícius se encargó de subir a su perfil de Instagram una instantánea en la que se ve cómo Rulli toca la pierna del jugador del Madrid, acompañada de dos emoticonos como preguntándose por qué no se revisó la jugada.


                                         


Unas quejas que tuvieron respuesta por parte del otro futbolista que participó en la jugada, el guardameta de la Real Sociedad, Gerónimo Rulli. El argentino contestó con otra imagen en su cuenta oficial y en esta se aprecia cómo instantes antes de derribar al jugador toca el balón con la yema de los dedos.


                                        

Sea como fuere, finalmente Munuera Montero decidió no corregir esa acción, como tampoco pitó otro posible penalti, en este caso sobre Sergio Ramos. El andaluz se quejó en zona mixta de que Illarramendi le había empujado con la espalda desequilibrándolo para que no pudiera empujar el balón dentro de la portería. De todos modos, el Madrid debería dejar de hablar de los errores arbitrales y concentrarse en jugar al fútbol.