Las mayores excentricidades de los futbolistas

La gran mayoría de los futbolistas de élite no tienen ningún inconveniente a la hora de gastar su dinero y es habitual verles con coches de lujo, viviendo en grandes mansiones e incluso más de uno se ha comprado un yate o un avión. Sin embargo entre tanto gasto inalcanzable para el resto de los mortales a veces también han tenido gastos que nos han hecho llevarnos las manos a la cabeza por lo disparatados que son.

1. La discoteca en casa de Arturo Vidal

Es habitual que las grandes estrellas del fútbol compren mansiones y las modifiquen a su gusto construyendo más de una piscina, gimnasio, una cancha de fútbol o un cine. Arturo Vidal se construyó una flamante mansión en Peñalolen y no se le ocurrió otra cosa que construir una discoteca, con pantallas led, una bola, luces robóticas o una plataforma para el Dj.  Así si bebe luego no tiene que conducir para regresar a casa. En total el gasto de la vivienda ascendió a unos 74 millones de euros.


2. Balotelli y su coche de camuflaje

Entre los cientos de coches que desfilan cada día por los diversos lugares de entrenamiento de los grandes de equipos hay algunos que son difíciles de olvidar, y uno de ellos es el de Mario Balotelli. Supermario apareció con un espectacular Bentley de camuflaje que paseó por las calles de Manchester, y cuyo precio superaba los 170.000 euros. Y para colmo, el italiano se "olvidó" más de una vez de su coche y la grúa se lo llevó en más de 27 ocasiones.

3. Pandiani a entrenar en camión

Pero sin duda alguna si hay alguien que sabe llamar la atención ese es Walter Pandiani. El exjugador uruguayo fue a entrenar en su camión, un Iveco rojo,en el que  llevaba varios vinilos con su nombre, un rifle, la bandera de su país y los equipos en los que había militado. Cuando jugaba en Osasuna le tuvieron que pintar una zona de aparcamiento exclusiva para él y su camión.

4. Cristiano Ronaldo y el vino de 30.000 euros

A Cristiano Ronaldo no le quema el dinero y sólo hay que ver las enormes cantidades que se gasta en coches de alta gama o relojes, entre otros. Pero a finales del pasado mes de noviembre el portugués y su pareja Georgina Rodríguez fueron noticia por haberse gastado 30.000 en vino en apenas 15 minutos en un exclusivo restaurante de Londres. La pareja pidió una botella de 20.000 euros y otra que cuesta más de 10.000 sin llegar a terminarlas, según apuntaron desde The Sun.

5. Una mansión sin vecinos para Leo Messi

Aunque Leo Messi es un jugador que fuera del terreno de juego quiere mantenerse en la más intimidad posible lo cierto es que tiene más de un motivo para estar en esta lista. El argentino no quiere que nadie le moleste en su descanso y por eso compró la casa de sus vecinos en el municipio de Castelldefels en Barcelona para acabar con los ruidos molestos y ya de paso construirse un campo de fútbol. En total la vivienda está valorada en 7,8 millones de euros.

6. El móvil de oro de David Beckham

El exfutbolista inglés es un habitual de la prensa, tanto deportiva como de sociedad, y siempre nos da algún motivo para hablar de él. En esta ocasión se trató de un iPod de oro con un diseño exclusivo y con su nombre grabado.


Pero Beckham no sólo se gasta el dinero en él, también les ha hecho regalos de miles de euros a su familia, y ya de pasó contrato a una persona para que abriera los regalos de navidad por 1.800 euros.

7. Un teléfono de cuero y oro para Falcao

Tampoco ha escatimado en gastos Radamel Falcao con su teléfono y se ha dado el lujo de comprarse un móvil hecho en oro de 24 quilates con los remates de fino cuero y también con sus iniciales grabadas, todo ello por cortesía de la compañía suiza Golden Concept, y con un valor superior a los 6.000 euros.

 

8. Una isla como regalo de boda

Otra vez vuelve a aparecer el jugador de la Juventus en esta lista, y es que en agosto de 2015 nos sorprendió a todos fue con el regalo que le hizo a su agente y amigo Jorge Mendes por su boda. Cristiano le obsequió comprándole una isla en Grecia cuyo valor oscila entre los 3 y los 50 millones de euros.

9. La isla de Ibrahimovic

También tiene una isla en su propiedad Zlatan Ibrahimovic. El excéntrico futbolista sueco quería un sitio para cazar tranquilo y se compró la isla de Davenso de 500 hectáreas y que está ubicada en el lago Malaren en Suecia por un valor aproximado de 2,5 millones de euros.
 

10. Ribery y el filete de oro

El jugador francés ha sido el último en unirse a esta peculiar lista con uno de los gastos más extraños que hemos visto. Ribery viajó a Dubai con su familia y aprovechó la estancia para visitar el Nust-Et, el restaurante del popular chef Salt Bae donde no escatimó en gastos a la hora de comer. El jugador del Bayern se pidió uno de los platos más especiales del local: un filete bañado en oro de 24 quilates y cuyo precio es de 1.200 euros.