La derrota ante ​River en la final de la​ Copa Libertadores de América pegó muy fuerte en el mundo ​Boca. Era tanta la ilusión que se había depositado en el trascendental e histórico partido que el golpe tras el 3 a 1 fue durísimo, y lógicamente ya comienza a tener consecuencias.


​El presidente Daniel Angelici tiene mucho trabajo por delante. A  los ítems sobre el futuro del entrenador Guillermo Barros Schelotto y de los jugadores de mayor renombre se le sumó en las últimas horas la posibilidad de sumar a un manager.


Al "Tano" le seduce mucho la figura de un Director Deportivo en el club, tal como ocurrió con Juan Simón durante su primer mandato, y es por eso que ya está en busca de un hombre con trayectoria en la institución boquense que sea capaz de tomar decisiones fuertes.


El nombre ya está sobre la mesa: Nicolás Burdisso, ex defensor Xeneize y multicampeón en la época dorada de Carlos Bianchi. Si bien su objetivo es ser entrenador, se reunirá con Angelici en los próximos días para escuchar de qué se trata la propuesta.


La posibilidad de determinar quien será el próximo entrenador del club ante la posible salida de Guillermo Barros Schelotto y de opinar sobre las altas y bajas del plantel pueden seducir a Burdisso, retirado del fútbol profesional hace apenas dos meses.