La situación en el ​Manchester United no podría estar más tensa. Tanto Mourinho como Paul Pogba han puesto de manifiesto que su situación personal es irreconciliable y declaraciones como la última del jugador francés tampoco mejoran el panorama.


"Mourinho limita los movimientos de los jugadores y de esta forma resulta imposible pasarse el balón", ha confesado Pogba al medio británico 'The Times'. La declaración supone una declaración de guerra, si es que no estaba ya iniciada.




Mourinho es un entrenador que le gusta tenerlo todo bajo control y que desde su propio vestuario critiquen su forma de jugar ha sido siempre interpretado por el luso como un ataque directo y frontal a su modo de entender el fútbol y suele acarrear graves consecuencias para el jugador, por mucho que se llame Pogba.

FBL-ENG-PR-ARSENAL-MAN UTD

Una cosa está clara, la reacción de Pogba no sorprende a nadie y a pocos se le escapa que la intención del jugador es la de abandonar el club este mismo mercado de invierno. El francés nunca ha destacado por su timidez y que Mourinho asegurara recientemente, según 'The Sun', que era como "un virus que contagia a los demás" ha sido la gota que ha colmado el vaso.