​El próximo viernes la Selección Mexicana se enfrenta a su similar de Argentina en el primero de dos encuentros a disputarse en el mes de noviembre. Desde luego que la Albiceleste es amplia favorita a llevarse el triunfo; pero, ¿por qué razón México no es más grande que los argentinos, futbolísticamente hablando?


Y es que el país mexicano es mayor en territorio; mayor en cuanto a economía se refiere, mayor y mejor en la infraestructura de los estadios; sin embargo, nunca ha podido superar a Argentina en materia futbolística. Vayamos por partes.


Argentina es el quinto país con más población (43,823,000 habitantes) del Continente Americano, mientras que México se ubica en el tercer lugar sólo por debajo de Estados Unidos y Brasil (122,916,000 habitantes). 

d

La Liga Argentina se ha caracterizado por exportar jóvenes a corta edad, llegando, por lo regular, a la Segunda División de España (72 jugadores), Inglaterra (19), Italia (73), Alemania (8) y México (48). A comparación con los jugadores mexicanos que recientemente ficharon fueron. Carlos Peña, Eduardo Herrera, Hirving Lozano, Erick Gutiérrez y Omar Briseño. ¿Diferencia abismal, verdad?


Por otro lado, y de acuerdo con información de la Federación Internacional de Historia y Estadística de Futbol, en el presente año la Liga Argentina se encuentra ubicada en el ranking número 7 de las mejores competiciones del mundo, mientras que la Liga MX se posiciona en el lugar 20.


Otro punto a destacar es que las transmisiones de la Liga Argentina son gratuitas. Fue en el 2009 cuando el gobierno de Christian Fernández de Kirchner creó la empresa Fútbol Para Todos, donde finaliza contrato en el año 2019. En lo que respecta a México, cada vez son más los clubes que deciden mudarse a la televisión de paga. Hasta el momento, son 4 los equipos que tienen sus transmisiones en cadena restringida: Tijuana, Pachuca, León y Monterrey


Es así como México está a años luz de poder, ya no hablemos de igualar o de superar, sino de estar cerca del nivel competitivo de los 'ches'. Queda trabajo por hacer, y mucho tiempo para que se vea un avance sustancial en la Federación Mexicana de Futbol. Aunque nunca es tarde de comenzar algo diferente. Por lo pronto, que gane el meta más goles.