Por las constantes lluvias que caen en Buenos Aires hace varias horas, la Conmebol decidió suspender la final de ​Copa Libertadores entre Boca y River.


​​

​​Hasta el momento, el partido se jugaría mañana a las 16hs, en la cancha de Boca. Todas las partes involucradas intentaron que el encuentro se realizase hoy pero las inclemencias climáticas lo hicieron imposible.



Habrá que esperar 24hs más para ver uno de los partidos más importantes de la historia del fútbol.