​Ricardo Izecson Dos Santos Leite, más conocido como Kaká, tuvo la suerte de jugar al lado de algunos de los mejores jugadores de este siglo. Su presencia en una de las mejores selecciones brasileñas de todos los tiempos y en algunos de los mejores clubes del mundo, le han permitido conocer a todo un elenco de estrellas y disfrutar de ellos como compañeros.


AC Milan v FC Internazionale Milano - Serie A


En el A.C. Milan se dio a conocer a toda Europa con partidos memorables y actuaciones estelares, como la que firmó frente al Manchester United en las semifinales de la Champions League de 2007 con dos auténticos golazos en la derrota de los italianos, que terminarían llevandose ese campeonato. Sin duda alguna 2007 fue su año, el brasileño levantó la Copa de Europa, el Mundial de Clubes y varios premios individuales, entre ellos el preciado Balón de Oro. Sin saberlo, Kaká fue el último futbolista que se hizo con ese ansiado premio antes de que llegasen​ Cristiano Ronaldo y ​Messi.


Hace unos días, el exjugador de ​Real Madrid y Milan concedió una entrevista a una televisión brasileña y fue preguntado acerca del mejor futbolista con el que había compartido equipo. Kaká no dudó ni un segundo, Ronaldo Nazario. 'El Fenómeno' y nuestro protagonista coincidieron una temporada en el A.C. Milan, cuando Ronaldo dejó el Real Madrid y Kaká aún no había emigrado de Milan, entre 2007 y 2008. Y también, obviamente, en la 'Canarinha', siendo ambos parte del equipo que alzo la Copa del Mundo de 2002.


Ronaldo Nazario y Kaká durante la Copa del Mundo de 2002


Kaká no escatimó en sus elogios hacia Ronaldo, admirando su capacidad para imaginar y ejecutar cosas que el resto ni siquiera imaginaban. "Vi a Ronaldo hacer algunas cosas que no tengo ni idea de dónde las sacaba", recordaba el exquisito centrocampista brasileño.


En la misma pregunta, mencionó también a Cristiano Ronaldo y a Ronaldinho, dos jugadores extraordinarios a su parecer, pero ninguno como 'El Fenómeno'. Y también admitió que le habría encantado jugar al lado de Zinedine Zidane. Y, ¿a quién no?.