Si hay un equipo del fútbol argentino que se está moviendo de manera rápida y eficiente en el mercado de pases es Boca Juniors.


La institución Xeneize, de la mano de su presidente Daniel Angelici y con el aval del entrenador, Guillermo Barros Schelotto, ya cerró las incorporaciones de Carlos Izquierdoz, Sebastián Villa y Mauro Zárate, pero a la hora de buscar un arquero el asunto es más complicado.


Cuando parecía que estaba todo arreglado con ​Gerónimo Rulli, quien se había mostrado muy interesado en ponerse el buzo azul y oro, la Real Sociedad retrocedió en las negociaciones y confirmó que se quedará en el conjunto español por lo menos hasta la próxima temporada.


Con lo del ex Estudiantes caído, ya es el cuarto arquero en la búsqueda y todos con la misma respuesta: negativa. Primero fue Nahuel Guzmán, que seguirá en el Tigres de México por su elevada ficha, y luego Sergio Ospina y Sergio Romero, quienes decidieron continuar sus carreras en Europa a pesar de las ofertas Xeneizes.


¿Seguirán buscando un arquero de primer nivel o retrocederán para darle el apoyo total a Agustín Rossi? Cabe recordar que el bicampeón del fútbol argentino está en octavos de final de la Copa Libertadores de América.