​Douglas Pereira llegó al ​Barça en 2014, procedente de Brasil. Tras dos años en los que no destacó lo suficiente, se le cedió primero al Sporting de La Liga y en esta última temporada al Benfica, para que cogiese forma. Pero sigue sin hueco en la plantilla blaugrana. Con la finalización de su contrato el próximo año, se quiere cerrar su marcha definitiva cuanto antes.


En la última cesión, los portugueses tenían una opción de compra de 2,5 millones. Opción que no harán efectiva, por lo que volverá a Barcelona. Con la temporada por delante, y sin ofertas actualmente, el brasileño se presentará a la pretemporada con el equipo. 

FBL-ESP-CUP-VILLANOVENSE-BARCELONA

Desde el Camp Nou trabajan para ofrecerle una salida. Pero no les está siendo fácil. Quieren una solución que beneficie al jugador, pero que no les suponga ninguna gran pérdida económica. Sobre todo por los cuatro millones que pagó en su día por este mal fichaje. Pero no hay ofertas. Por lo que se baraja darle la carta de libertad, para que, por lo menos, ahorrarse la ficha del jugador de este año. A día de hoy, esta última opción resulta la más viable para todos.