Día del animal | El equipo ideal de jugadores con apodos de la fauna

El 29 de abril se celebra el Día del Animal y el fútbol no podía quedar al margen. Para celebrarlo, armamos el mejor equipo posible con aquellos jugadores que llevan como apodo a una de esas criaturas.

1. El Pato

​Roberto Abbondanzieri, más conocido como "El Pato", brilló en el arco de Boca durante años. Gano 6 títulos locales y 8 internacionales en el club. Con la Selección Argentina disputó el Mundial de Alemania 2006. Su apodo se debe a su forma de caminar, parecida a la del Pato Lucas.

2. La Hormiga

​Referente de River, Hernán Díaz tenía este apodo desde su época en Rosario Central. El Negro Palma fue quien lo bautizó de esa forma, quizás por su físico pequeño.Antes, por culpa de su abuelo, le decían Pancho, y eso que no se llamaba Francisco..

3. El Pitbull

​A Gary Medel ya nadie lo llama por su nombre sino por su apodo: Pittbul.

¿Cómo surgió? “Fue cuando estaba en las juveniles de la selección chilena, un compañero, (Rodrigo) Paillaqueo, me lo puso y de ahí hasta ahora”, contó el chileno.

4. El Ratón

​A Roberto Fabián Ayala siempre se lo recordará en el fútbol como "El Ratón".El apodo se lo puso Radaelli, un compañero suyo en Ferro, en los inicios de su carrera. El excapitán de la Selección Argentina contó que un día entró a la práctica y su colega decidió llamarlo de esa manera.

5. El Galgo

Al equipo ideal le sumamos otra raza de perros. Jonás Gutierrez es "El Galgo" y para encontrar la razón de por qué se ganó este apodo, alcanza con verlo correr: sus piernas largas y su velocidad lo hacen parecer uno de esos canes de carrera,

6. El Lobo

Pocos se refieren a él como Cristian Ledesma. Para el imaginario popular, él es simplemente "El Lobo". “Me lo puso Miguel, un técnico del baby. Nos metía nombres de animales a todos. A mí me decía Lobo por la forma de los ojos y por la mirada", contó tiempo atrás en una entrevista con El Gráfico.

7. El Burrito

​Ariel Arnaldo Ortega heredó el mote de "Burrito" de su padre, "el Burro". Parece ser que su progenitor no tenía el talento que sí tuvo el 10 de River, y en Jujuy lo apodaron de esa forma por lo mal que jugaba al fútbol

8. La Pulga

​Se cree que fue Sebastián Vignolo, relator en el fútbol argentino, quien bautizó al mejor jugador del mundo como "La Pulga". Y no hay que analizar demasiado para encontrar las razones: Messi es pequeño (no pasa del 1,7 metro), pero ágil como una pulga.

9. El Pájaro

​Podría haber sido el mexicano Hernández, pero en este caso nos referimos al "Pájaro" original: Claudio Paul Caniggia.

También llamado "El hijo del viento", el apodo de ave tiene que ver por su increíble velocidad y agilidad con la pelota. -

10. El Tigre

Fue Gonzalo Ludueña, compañero de Radamel Falcao García en las inferiores de River, quien le puso​ "Tigre".

"Le habíamos ganado un partido a Huracán en el campo auxiliar de River y esa tarde Falcao había hecho dos goles. Entonces, como en el programa de TV "Fútbol de Primera" premiaban al mejor jugador de cada partido con el Tigre de Esso (de una petrolera), lo empecé a joder, le decía "fuiste el Tigre de la cancha" y en los entrenamientos lo empecé a llamar El Tigre, y quedó... ¡Mirá la repercusión que tuvo que todo el mundo ahora lo llama así!", confesó Ludueña en una entrevista años atrás.

11. El Conejo

​Fue "el Mono" Burgos quien le puso "Conejo" al exdelantero de River.

La historia cuenta que en su primer entrenamiento en primera, Saviola le arrebató una pelota cuando el arquero estaba distraído. "Rápido como un conejo", tiró en ese momento el arquero...y quedó.

12. Suplentes

​En el arco contamos con Germán "El Mono" Burgos.

Un defensor central que pasó por Independiente: Julián "La Avispa" Velázquez.

En el medio, Matías "El León" Almeyda y Gastón "La Gata" Fernández.

Arriba, de punta, Jorge "Polilla" Da SilvaFernando "Torito" Cavenaghi y Claudio "Piojo" López.

13. El DT

En el equipo ideal hay un Tigre dentro de la cancha y otro sentado en el banco.

Ricardo "El Tigre" Gareca ha hecho mérito suficiente para dirigir a este equipo del zoologico.

Se ganó ese apodo de pequeño, y se popularizó por Walter Nelson, en su campaña en Sarmiento de Junín en 1981.