¿Cómo no los llevaron? | Los grandes ausentes de la Selección Argentina en los mundiales

Los futbolistas que llegaban en un gran nivel a las diferentes Copas del Mundo, pero que por distintas razones no fueron convocados por los entrenadores.

17. Diego Armando Maradona (1978)

Un joven Maradona ya la rompía en Argentinos Juniors con apenas 17 años, pero Menotti se inclinó por jugadores más experimentados. Para Diego fue un gran dolor no poder estar en el Mundial. Su debut en Copas del Mundo recién se daría en España 1982.

16. Ricardo Bochini (1978 y 1982)

Uno de los mejores jugadores de todos los tiempos del fútbol argentino se perdió los dos mundiales de su plenitud: el de Argentina 1978 y el de España 1982. En el primero, según él, fueron los militares quienes no lo quisieron en el equipo. En el segundo, lo opacó el protagonismo de Maradona.

Nunca fue del gusto de Menotti.

15. Hugo Perotti (1982)

"El Mono" atravesaba su mejor momento cerca del Mundial 1982. Un jugador desequilibrante que debía estar en la Selección. Sin embargo, Menotti no lo quiso llevar a España y se dice que fue por su identificación con el Toto Lorenzo, por aquel entonces, la antinomia del Flaco.

14. Edgardo Bauza (1982 y 1990)

Al Patón lo dejó afuera una vez Menotti (1982) y otra vez Bilardo (1990). Así relata lo sucedido con el Flaco:  "El día en que Menotti me dejó afuera del Mundial 82 después de estar cinco meses concentrado fue muy doloroso, todavía lo recuerdo. Era muy joven y la práctica la hice llorando. En esa época no podíamos jugar para nuestros equipos, pero le pedí a César que me dejara. Era contra Newell's. Me dio permiso y ganamos con dos goles míos. Fue una tarde inolvidable".

13. Ubaldo Matildo Fillol (1986)

El Pato venía de ser el arquero campeón del mundo en 1978 y también el titular en España 1982. Sin embargo, Bilardo llevó a Pumpido, Islas y Zelada a México. "Bilardo perdió mi respeto porque nunca me explicó por qué no me llevó al Mundial de México 86", tiró en una entrevista de este año el Pato.

12. Jorge Valdano (1990)

Dos años ya habían pasado de su retiro en 1989, cuando Bilardo lo tentó con volver a ser parte de un plantel mundialista. "Dame seis meses de tu vida y yo te voy a dar un Mundial", le dijo el Doctor. Valdano aceptó el desafío, se puso a punto, pero el Narigón decidió no llevarlo.  "Crucé el océano y me ahogué en la orilla", fue su frase.

11. Ramón Díaz (1990)

Ramón venía en un altísimo nivel en el Mónaco antes del Mundial de Italia y era uno de los más pedidos por la gente. Incluso Carlos Menem salió a pedir por su coterráneo. Sin embargo, Bilardo no lo llevó y muchos piensan que fue porque Maradona no lo quería.

10. Claudio Paul Caniggia (1998)

Figura en los Mundiales de Italia 1990 y Estados Unidos 1994, "El Hijo del Viento" debió ver la Copa de Francia 1998 desde su casa. El asunto de su pelo largo lo había alejado de la consideración de Daniel Passarella, pero ya después se todo se transformó en algo personal.

9. Christian Bassedas (1998)

El ex-volante de Vélez y del Newcastle había formado parte del ciclo de Passarella durante las Eliminatorias al Mundial de Francia 1998. A mediados de mayo, el DT dio una lista de 21 jugadores (sobre 22 que iban al Mundial) y días después terminó convocando a Balbo en lugar de Bassedas.

8. Javier Saviola (2002)

Marcelo Bielsa tenía decidido llevar 6 delanteros al Mundial de Corea - Japón. Batistuta, Crespo, Claudio López, Gustavo López y Ortega eran fijas. Faltaba definir el sexto. Todo el mundo pedía por Saviola, que venía de romperla en el Mundial Sub 20 y ya brillaba en el Barcelona. A pesar de ellos, el Loco sorprendió a todos llevando a Caniggia, quien no jugó ni un minuto y fue expulsado desde el banco en el partido contra Suecia.

7. Juan Román Riquelme (2002)

Así como Bielsa decidió no llevar a Corea - Japón a Saviola, también optó por prescindir de Riquelme. Tan cierto como que Román no se adaptaba en un 100% al estilo de juego del Loco es que la Selección perdía mucho sin él. Bielsa llevó a Verón y Aimar en su puesto.

6. Javier Zanetti (2006 y 2010)

Cuesta creer que uno de los jugadores con mayor cantidad de partidos jugados en la Selección y con semejante trayectoria en el Calcio no haya estado en dos mundiales cuando se encontraba en plenitud. Pekerman no lo llevó a Alemania 2006 y Maradona a Sudáfrica 2010. Lo peor es que ambos no tenían reemplazos naturales para el Pupi en sus posiciones: Pekerman terminó poniendo a Cufré y Scaloni y Maradona a Jonás Gutiérrez y Otamendi.

5. Walter Samuel (2006)

El defensor formado en Newell's que brillara con Boca antes de dar el salto al fútbol europeo se encontraba en plena vigencia en 2006 cuando Pekerman no lo llevó al Mundial de Alemania. Como defensores centrales se inclinó por Ayala, Coloccini, Heinze, Milito, Burdisso y Cufré.

4. Juan Sebastián Verón (2006)

Cuesta creer que haya existido un motivo futbolístico para que Pekerman eligiera no convocar a Verón al Mundial de Alemania. La razón más creíble (y lógica) es que el DT no lo llevara porque la Bruja se había peleado con Sorín antes de la Copa y en el plantel no había lugar para los dos.

3. Esteban Cambiasso (2010)

Maradona sorprendió a todos al no llevar a Sudáfrica a Zanetti y lo mismo hizo con Esteban Cambiasso, jugador determinante en el Inter que días antes del Mundial había conseguido la Champions League. Mario Bolatti ocupó el puesto que hubiera sido del Cuchu.

2. Éver Banega (2010)

Éver Banega parecía un indiscutible a la hora de pensar en los elegidos por Alejandro Sabella para disputar el Mundial de Brasil. El ex-Valencia había estado en casi todas las convocatorias de las Eliminatorias, pero el DT optó por Enzo Pérez, Ricardo Álvarez y Augusto Fernández en su lugar.

1. Carlos Tévez (2014)

"El jugador del pueblo" era el más aclamado por un sector para estar en Brasil 2014. Venía jugando en un gran nivel en la Juventus, pero Sabella no quiso saber nada con convocarlo. Después trascendió que el mismo Tévez no quiso estar "para no sentirse boicoteado por sus compañeros por sumarse a último momento".


MIRÁ TAMBIÉN: Los 10 jugadores que más se desvalorizaron tras el último Mundial