El futbolista argentino es, para muchos, el más determinante del mundo y el mejor de todos los tiempos. El equipo azulgrana ve en él una gran arma pero, ¿qué ocurre cuando el internacional albiceleste no está sobre el terreno de juego? Valverde ha demostrado que no es el fin del mundo, por complicado que parezca de creer, si se juega sin Lionel Messi.

 

El de Rosario ha estado presente en 41 de los 45 partidos que el FC Barcelona lleva disputados en el actual curso, habiendo sido titular en 38 de ellos. Por lo tanto, en tan sólo ocho ocasiones en toda la temporada no se ha visto a Lionel Messi completando un partido y en siete no saliendo como titular.

 

En los partidos en los que ha salido desde el banquillo (jornadas 5 y 6 de la fase de grupos de Champions y visita al Espanyol en LaLiga) se han podido ver rotaciones, que permitieron sumar minutos a futbolistas como Gerard Deulofeu, Aleix Vidal o Paco Alcácer. No ha sido convocado tampoco en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ni en la ida de los octavos de la misma competición, donde también hubo rotaciones.

 

En cambio, en la última contienda liguera donde los de la Ciudad Condal ​visitaron La Rosaleda, con la baja de Messi por paternidad, se pudo ver a los principales nombres de la plantilla como titulares, además de algún rol distinto. Por ejemplo, Paulinho pudo permitirse estar bastantes minutos como mediapunta en lugar de su habitual juego de box-to-box como centrocampista, al mismo tiempo que, tanto Coutinho como Dembélé podían ocupar un lugar como interiores. Tanto el brasileño como el francés se ven relegados a la banda y pudiendo tirar diagonales esporádicamente, pero nunca quedándose tan centrados.

 

FBL-EUR-C1-BARCELONA-SPORTING

Tener a Lionel Messi en el equipo hace que se le busque, por su capacidad de entender el juego, de ver pases que nadie ve, de desequilibrar en general, lo cual condiciona a otros futbolistas a no recibir el esférico cuando lo pide. Esto no es por egoísmo del argentino, ni mucho menos, sino porque ha demostrado que de la nada puede sacar partido. Sin lugar a dudas es mejor tener al argentino que no tenerlo, pero es cierto que se ven detalles en algunos jugadores cuando él no está al tener que adquirir mayor responsabilidad.


 ​

​​