​El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, salió a dar la cara tras el empate madridista en campo del Levante. Al jugador español se le notaba muy molesto y enfadado, tanto es así que recriminó actitudes de compañeros:  "Hay que demostrar más dentro del campo y hablar menos"

También quiso dar alguna explicación de lo ocurrido.​​ "No te pueden empatar cuando quedan cinco minutos, hay que tirar de experiencia, perder tiempo, las cosas que tiene el fútbol"  

​​El Real Madrid no levanta cabeza. Y en solamente 10 días, recibe al PSG en su campo. Va a tener complicado pasar la eliminatoria si sigue jugando de esta manera.