La férrea rivalidad​ entre América y Pumas ha hecho que, con recurrencia, la violencia se haga presente y se traslade a más allá del campo. Tal es el grado de tensión en el Clásico entre ambos que desde 2001 las águilas decidieron llegar a C.U. en camionetas blindadas. De lo contrario, su autobús oficial solía sufrir los estragos de la rivalidad en forma de piedras y cuanto objeto sea útil para resquebrajar, al menos, los cristales del transporte azulcrema.


Por fortuna, en el balompié la violencia no siempre tiene vida eterna, y tras no presentarse algún suceso de gravedad en el último tiempo en las inmediaciones de C.U., el América decidió volver al hogar felino con su autobús después de 16 años.

Diversos medios nacionales hicieron eco de ello y captaron la salida del autobús desde el hotel de concentración hasta la puerta de Ciudad Universitaria. Para prevenir cualquier situación, un helicóptero vigiló por los aires mientras que en vía terrestre un fuerte cuerpo policíaco escoltó al bus águila.

Además,  el camión azulcrema transitó en sentido contrario junto al dispositivo policíaco sobre Avenida Insurgentes para hacer más rápida su llegada.

FBL-MEX-PUMAS-AMERICA

Finalmente, el partido no registró mayor inconveniente y terminó con un disputado cero a cero, manteniendo a Pumas en el liderato general del incipiente ​Clausura 2018 y a América en la 7° posición.