Mexican's national football team players pose for a picture prior their international friendly football match between Belgium and Mexico, at the King Baudouin Stadium, on November 10, 2017 in Brussels.  / AFP PHOTO / JOHN THYS        (Photo credit should read JOHN THYS/AFP/Getty Images)

AÑO DE MUNDIAL | Los objetivos de la selección mexicana en 2018

En año mundialista, la baraja de deseos y objetivos de la selección mexicana es, más que en cada año, muy amplía.


Acá, repasamos 10 de ellos.

10. Mayor actividad de los jugadores mexicanos en Europa

A nivel colectivo e individual ésta continua siendo una asignatura pendiente: El primer paso, que era comenzar a exportar jugadores, ya se está dando, ahora falta el mayor de ellos.


Consolidación y regularidad un tándem de cuestiones que, a este momento, pocos jugadores mexicanos en Europa poseen. Para este año, aquellos que no, están llamados a poder moverse en el mercado invernal o bien, ganarse más minutos.



9. Sacar el máximo jugó de los duelos de preparación

Islandia, Bosnia y Croacia son algunas de las selecciones contras las que el Tri jugará previo a la copa mundial.


Evidentemente, no son los mejores sinodales de preparación, pero habrá que sacar el máximo jugo de ellos, al margen de lo que depare la gira europea semanas antes del arranque de Rusia 2018.



8. Debutar en Rusia 2018 con el pie derecho

En un torneo de tan corta duración, perder el primer partido es sinónimo de la eliminación. Por diferencia, a México le ha tocado el peor debut posible: Ante el actual campeón del mundo, Alemania. 


Lejos de cualquier complejo, el Tricolor deberá buscar un resultado positivo para empezar con el pie derecho. Un empate sería bueno, el triunfo, excepcional. Perder, aunque parezca lo contrario, no debe estar en el presupuesto. 



7. Solidez defensiva

A nivel táctico, la siempre mutante defensiva de esta selección ha dejado que desear, máxime ante rivales de exigencia.


Quedan algunos meses para poder puntualizar detalles e incertidumbres: Moreno y su poca actividad en Roma, el Salcedo lateral que no es garantía en coberturas, Álvarez como recurso in xtremis.


Potenciar este matiz es clave para las aspiraciones de México en el mundial. 



6. Adquirir personalidad en duelos determinantes

Éste va más a nivel psicológico y de trabajo en equipo. Más allá de los recursos que el DT, Osorio, pueda ofrecer a sus dirigidos está el aspecto mental.


A lo largo del proceso del colombiano, a México le ha faltado personalidad para afrontar los momentos más adversos y ha terminado hasta con resultados de escándalo en contra.


La selección ocupa que, ante un golpe fuerte, lo anímico no caiga estrepitosamente como ha sucedido recientemente.



5. Encontrar al jugador 'diferente'

Aunque los reflectores hasta hace no mucho tiempo apuntaban a Carlos Vela como el jugador estrella del Tricolor, por una mera cuestión de calidad, las cosas parecen haber dado un giro.


Vela, que vino a la baja en la Real Sociedad y jugará en la MLS para este año, no parece ser garantía de nada. Y ahí, entra la fulgurante figura de Hirving Lozano, el joven extremo del PSV que asaltó la Eredivisie. 


Su arranque en Europa ha sido fabuloso, y su momento futbolístico no lo es menos. Ya demostró ante un rival de jerarquía como Bélgica qué cosas puede ofrecer. Está apuntado a ser ese 'jugador diferente': Vale aclarar que, toda selección de élite, tiene uno en sus filas. 



4. Que los jugadores sigan el plan de acompañamiento

Aunque se le ha criticado severamente, Juan Carlos Osorio, en conjunto con su CT, diseñó un plan de acompañamiento para aquellos elementos que tiene en mente para Rusia 2018, en función de que no todos tienen la actividad deseada en sus respectivos clubes.


Esto es importante, porque cada uno debe procurar seguirlos paso a paso para poder llegar en plenitud y, sobre todo, evitar alguna lesión catastrófica.


Es la primera vez que México implementa algo así pre mundial, pero tiene bastante buena pinta. El tiempo y la disciplina dictarán si fue conveniente o no. 



3. Definir a un mediocentro

Cuantisímos dolores de cabeza se han derivado de la falta de un mediocentro puro en la selección: Malos repliegues, espacios explotables en la zona de mediapuntas y mucho desbalance en transiciones. 


Se han adaptado a jugadores en esa posición, como Héctor Herrera o el mismo Diego Reyes, pero han estado lejos de ser fiables para sostener al equipo como hombres ancla.


El elegido, al parecer, podría ser Andrés Guardado pero el fuelle físico le juega en contra, por lo que el DT deberá darle las 'armas' de apoyo para que no se quede corto en diversos momentos del desarrollo de juego.


En otro caso, está la opción Edson Álvarez, aunque el colombiano parece tenerlo más como lateral que de mediocentro. 



2. Definir cuanto antes la lista de 23

Este debe estar como uno de los objetivos prioridad: Definir el grupo de 23 jugadores con el que se trabajará para Rusia 2018 es fundamental, dado que el sistema de Juan Carlos Osorio es complejo de asimilar, y además, dicho sea de paso, el grupo se fortalece anímicamente al tener más certezas que incertidumbres de cara al mundial. 


De acuerdo al ex Atlético Nacional, ya tiene definido a un 80% de jugadores que irán a la justa mundialista. Veremos. 



1. El quinto partido

Aunque el techo de México debe estar más arriba de un quinto partido, la realidad es que, como cada copa mundial, se sigue teniendo la 'deuda' de llegar a los Cuartos de Final fuera de casa.


Si lo que se busca es trascendencia, cuando mínimo, el Tri debe llegar a ese afamado duelo. Caso contrario, aunque los momentos en Rusia 2018 sean buenos, la historia no sería nada diferente de lo acaecido en las seis justas pasadas.


Luce difícil por el sorteo que tocó, pero el camino a seguir, gusto o no, es ese.