LLAMATIVOS | Los 7 refuerzos extranjeros del mercado invernal que sorprenderán en la Liga MX

Aunque el cierre de registros para fichajes extranjeros es el 31 de enero, el torneo mexicano está a una semana de comenzar.


Por ello, presentamos un breve 'top' de los fichajes foráneos que hay que seguir de cara al Clausura 2018. 

7. Marcelo Allende (Necaxa)

Éste se confirmó hace seis meses, durante el mercado de verano. Necaxa fichó a Marcelito Allende, la joya chilena de 18 años, procedente del Deportes Santa Cruz de la segunda división andina.


Su integración a la disciplina de Ignacio Ambriz será para el torneo venidero y hace un par de semanas que ya reportó a la pretemporada con el equipo. Regate, técnica depurada, mucha visión y velocidad son las cualidades principales de Allende.


Con los Rayos tendrá su primer salto a la primera división. Ya en la Copa Confederaciones pasada y en otras ocasiones fue convocado como sparring para entrenar con el primer plantel de la selección chilena, además de que estuvo muy cerca de ser fichado por el Arsenal.


Las expectativas en su país por él son altas. Si se le da continuidad en México, podría dar de qué hablar durante mucho tiempo. 



6. Kekuta Manneh (Pachuca)

Con sorpresa, muchos aficionados del Pachuca y del balompié azteca en general, recibieron la noticia de que el gambiano Kekuta Manneh, procedente del Columbus Crew de la MLS, será nuevo jugador hidalguense.


Kekuta está por cumplir 23 años, por lo cual tiene toda una carrera por delante. Sus mejores condiciones están implicadas en su físico: Mucha velocidad, regate y buena pegada, aunque no demasiada disciplina táctica y técnica.


De todas maneras, resulta una apuesta interesante y habrá que ponerle un ojo para el Clausura 2018. Si logra una buena adaptación, podría ganarse un lugar en el XI fijo de Diego Alonso. 



5. Yúber Asprilla (Pumas)

Una de las cartas fuertes de Pumas para la próxima campaña responde al nombre de Yúber Asprilla. El colombiano, naturalmente extremo, tiene condiciones interesantes que podrían complementar el tándem Formica - Castillo en CU.


Mucha velocidad y potencia son las más notorias, aunque de pronto le falta secundarlo con mayor visión a partir de 3/4. Igual, es ese jugador que siempre mantiene ocupadas a las defensas contrarias.


Su mayor asignatura pendiente es la regularidad: Pumas será su sexto equipo en tres años. Si acá la logra, podrá verse su punto cenit.  



4. Cristopher Toselli (Atlas)

Sorpresivamente, el Atlas se hizo de la cesión de Cristopher Toselli, procedente de la Universidad Católica. El fichaje se arroja como consecuencia de la terrible lesión que sufrió hace unos meses el meta Oscar Ustari, ante Tigres.


Toselli tiene 29 años y jugó toda su carrera en Los Cruzados, por lo que Atlas es su primer nueva experiencia. En Chile se alzó como un ídolo total y es el tercer portero del seleccionado nacional.


Es un arquero de jerarquía, muy seguro y confiable. Su competencia será el mexicano Miguel Fraga, aunque a decir verdad, Toselli debería quedarse con el arco rojinegro indiscutidamente.


En su pico de rendimiento, estamos hablando de que es portero TOP 5 en México.



3. Walter Montoya (Cruz Azul)

Después de un año decepcionante en el Sevilla, Walter Montoya volverá a América para ponerse la casaquilla de Cruz Azul. 


Hace un año, cuando despegó en Rosario Central, Boca y River se lo pelearon palmó a palmó por sus actuaciones en el campeonato local y en la Copa Libertadores. Finalmente, Sampaoli lo solicitó y el conjunto andaluz hizo su trabajo.


La salida de 'Sampa' a la selección argentina acabó con las pretensiones de Montoya, que no sumó ni diez partidos jugados en el año. Su calidad es consabida: Desequilibrio, pegada exquisita y mucho recorrido, además de constante llegada a línea de fondo.


La interrogante se plasma por su ritmo de juego, pues además de que llegará sin nada de actividad tras de sí, jugará en un tipo de fútbol más técnico que el argentino. Se esperan grandes cosas de él y está llamado a ser uno de los referentes del Cruz Azul de Pedro Caixinha en el campo, aunque bien habrá que tomarse algunas reservas respecto a su nivel de juego.


Es probable que su mejor versión esté en los mediados del Clausura 2018. Condiciones las tiene, sólo resta esperar que el factor físico y anímico le complementen. 


 

2. Ángelo Henríquez (Atlas)

Después de semanas llenas de rumores, finalmente Atlas llegó a un acuerdo con el Dynamo Zagreb para el traspaso de Ángelo Henríquez.


Desde ya, el aún joven delantero (23 años) se perfila como una apuesta más que interesante: Su historia es de interés publico. A los casi 18, muy joven, el Manchester United se fijó en él y lo llevó a Europa. Luego, no tuvo mucha regularidad y vagó por clubes como el Wigan, Real Zaragoza y el Dynamo Zagreb, donde estuvo durante los últimos tres años.


Sus mejores momentos, curiosamente, fueron en su génesis como futbolista, con la Universidad de Chile. Es un delantero nato, buen definidor, rematador de cabeza y con los pies; veloz en el área chica.


Tras su aventura europea decidió volver a América con Atlas y, sin duda, tiene todo el talento para romper el campeonato mexicano. Para dar fe de su potencial: Cuanto tenía 17 años era el delantero titular de la U de Sampaoli, por encima de Raúl Ruidíaz, bicampeón goleador de la Liga MX con Morelia hace unos meses. 



1. Alejandro Chumacero (Puebla)

Quien diría que una de las mejores contrataciones del invierno vino a recalar en el Puebla de Enrique Meza, sumergido de lleno en la lucha por no descender para el Clausura 2018.


Alejandro Chumacero, boliviano y de 26 años, es el fichaje estelar de La Franja y entre sus mejores condiciones están su incontenible recorrido y constante llegada al área, casi como volante mixto o interior 'llegador'.


Su técnica es aceptable y algo muy particular en él es que tiene romance con el gol. Fue el goleador de la pasada Copa Libertadores, sin ser nominalmente un jugador de ofensiva. Se suma al ataque, sabe definir y es durísimo en el quite y la presión de balón.


Quizá le faltó un poco de cartel en The Strongest, porque bien podría competir por un lugar en el XI fijo de las nóminas más poderosas en México. Veremos.