​El delantero brasileño volvió a brillar con su nuevo equipo en el partido de la cuarta jornada de la Ligue 1 que enfrentaba al PSG ante el Saint Etienne en el Parque de los Príncipes. El conjunto parisino ganó por 3-0 y aunque Neymar no anotó ninguno de los tantos sí que dejó detalles espectaculares sobre el terreno de juego.


Ejemplo de ello fue el increíble caño que le endosó a uno de sus rivales. Era el minuto 21 de partido y el PSG iba ganando 1-0 gracias a un gol de Cavani. El conjunto local estaba volcado en ataque y en una de esas jugadas, Neymar agarró el balón y encaró a dos rivales que le estaban tapando. Tras un par de amagos, el astro se deshizo de uno de ellos con un tremendo túnel y después sacó un centro mirando para otro lado.

Un gesto que recordó al mejor Ronaldinho. Precisamente Neymar ha seguido los pasos de su compatriota pero a la inversa. Y es que Ronaldinho cambió el PSG por el Barça en su momento, mientras que Neymar ha decidido ser el líder del club francés tras su paso por la ciudad Condal. 

Pese a que Ney ha llegado como una auténtica estrella, no pasó desapercibido otro detalle en el que Cavani dejó claro quién lleva los galones en el equipo. Y es que el recién llegado le solicitó al uruguayo tirar un penalti y este ignoró por completo la petición de su compañero de equipo.