El Barcelona fichó esta semana al delantero del Borussia Dortmund y ya se está anticipando para que no vuelva a pasar lo que sufrió este verano con Neymar. 


Es que con el fichaje del francés en cifras cercanas a los 150 millones de euros también se pactó que la cláusula de rescisión sea de 400 millones de euros para evitar que esta joven promesa abandone el club en un futuro cercano.


Finalmente la directiva podrá tener un descanso tras las últimas decisiones dudas por poder firmar a este goleado de solo 20 años que promete ser la próxima gran figura culé. 

Rot-Weiss Essen v Borussia Dortmund - Preseason Friendly


El galo llegará a Barcelona este domingo y el lunes será presentado de forma oficial al futbolista luego de pasar la revisión médica y firmar el contrato.