Muchas idas y venidas con su regreso al club de Manchester tuvo, pero finalmente se confirmó su vuelta para un año más en principio. Una lesión de ligamentos lo alejarían alrededor de los 6 meses y junto a sus 35 años y final de contrato, todo hacía pensar no sólo el final de su legado en los 'Red devils', sino también en el fútbol.


Finalmente, el club dirigido por el portugués, José Mourinho, lo renovó por un año más. Zlatan está todavía recuperándose de la lesión, pero con su fuerte personalidad y su talento, demostrará a todo Old Trafford por qué lo debían renovar.


Pero desde su marcha,muchas cosas han cambiado. Este verano, el delantero procedente del Chelsea, Romelu Lukaku, fichaba por el Manchester United por 85 millones de euros, que lo convertiría en un jugador clave para 'Mou' y por lo tanto, su dorsal debía estar a la altura. 


FBL-ENG-PR-SWANSEA-MAN UTD

El 9 que llevó toda su vida era su deseo, pero por el respeto que le tiene al sueco, hizo que se lo preguntara, y asi fueron sus palabras: “Lukaku me llamó y me dijo: ‘hermano, ¿puedo tomar el número 9?’. Le dije: ‘mira, no estoy en ese nivel donde te la voy a hacer difícil. Sólo quiero que te sientas feliz y te sientas bienvenido. Así que te daré el número 9. Pero yo tomaré el número 10’. Esa es la manera en la que lo hacemos. Nunca me fui. Sólo mejoré mi número”, declaró el goleador de 35 años de edad en una entrevista a ESPN.


Una muestra de madurez de Zlatan, que confirma que la calidad se enseña en el terreno de juego y no con un simple dorsal en la espalda.