El futbolista argentino era uno de los tres nominados al galardón individual entregado por la UEFA, pero vio como se lo llevaba el luso. Ambos son grandes rivales, especialmente por jugar en Barcelona y Real Madrid, pero ayer se demostró una vez más el gran respeto que hay entre ellos.


Llegaba el final de la gala en la que se sortearon los grupos de la Champions League y, con ello, el momento de saber el ganador del premio al Mejor Jugador de la pasada edición de la competición. Los nominados eran Cristiano Ronaldo, Leo Messi y Gianluigi Buffon. El italiano había ganado el galardón al mejor portero, mientras que Sergio Ramos y Luka Modric alzaron el de mejor defensa y mejor mediocentro, respectivamente. El portugués se llevó el de mejor delantero y mejor jugador, ambos por delante de Leo Messi.



El argentino mostró una vez más su respeto hacia los demás con las siguientes palabras: "Tanto Cristiano como Buffon tuvieron un gran año. Cualquiera de los dos era merecedor del trofeo, pero Cristiano fue el campeón. Hizo muchos goles y marcó en la final. Así que desde acá lo felicito y se lo merecía. Como ya dije, Buffon y Cristiano se lo merecían”. Por otro lado, se sintió orgulloso de formar parte de la gala: “Me siento bien y contento por seguir estando acá. Espero que la temporada que viene sea mejor para nosotros y que podamos conseguir nuestros objetivos para celebrar más títulos”.



Cristiano Ronaldo (106) y Leo Messi (94) son los máximos goleadores de la historia de la competición, con unos promedios de 0'74 y 0'82 goles por partido, respectivamente. Sin lugar a dudas, dos de los mejores de la historia y los que están por encima del resto en la actualidad. El luso se llevó el premio de Mejor Jugador de la Champions por tercera vez, adelantando al argentino, que se queda con 2. Es muy posible que también se lleve el Balón de Oro, por lo que ambos empatarán a cinco en este premio.