El técnico de la Chivas Rayadas del Guadalajara, Matías Almeyda, volvió a estar en el ojo del huracán por violar otra regla de la Liga MX, en el encuentro en el que el 'Rebaño Sagrado' cayó en casa ante el Puebla, donde el 'Pelado' se mantuvo en constante comunicación con sus auxiliares técnicos a través de un equipo de radiocomunicación, mientras veía el juego desde no de los palcos del estadio.


Cabe recordar que dicha actividad está prohibida en el reglamento del futbol mexicano, ya que el timonel se encontraba suspendido tras haber sido expulsado en el duelo ante Rayados de Monterrey.

Zapopan, Jalisco, 19 de agosto de 2017. Roberto Rios arbitro central, durante el partido de la jornada 5 del torneo Apertura 2017 de la Liga Bancomer MX, entre las Chivas Rayadas del Guadalajara y Puebla, celebrado en el estadio Chivas. Foto: Imago7/Sandra Bautista

Durante la transmisión del encuentro a través de Chivas TV, el reportero de cancha, Fernando Giaccardi, comentó que uno de los auxiliares técnicos del Chiverío entraba y salía de la banca para recibir órdenes del ‘Pastor’.


“Están en constante diálogo los auxiliares de Matías Almeyda; en este caso con Gabriel Amato que es el que está encargado. Luego de platicar con Omar Zarif va y regresa a la banca para preguntarle a Matías Almeyda por el radio qué es lo que está viendo desde arriba”, comentó durante la trasmisión del encuentro.


El Reglamento General de Competencia en su artículo 66, establece que no está permitido ningún tipo de aparato de comunicación dentro del banquillo, por lo que el DT podría ser sancionado.