Atlético de Madrid caía de visita por 2 a 0 ante el Girona. Corría el minuto 66 cuando Fernando​ Torres peina un centro de su compañero, Griezmann esperaba que el balón caiga a sus pies, o al menos no tan lejos, y no fue así, el defensa del equipo local cubre la pelota para que sea alcanzada por el guadameta, Antoine va al encuentro en el área, logra tocar el esférico que salió desviado y entonces... se tira. No había penalti. 


El árbitro no compra, la jugada fue clarísima y decide sacarla la cartulina amarilla. El atacante reclama la supuesta falta, se ofusca y le grita en su cara: "¡Eres un cagón!", de inmediato el '7' ve la segunda tarjeta amarilla y ¡expulsado!. El francés dejaba a su equipo con 10 jugadores.


Pese a ello, el equipo dirigido por 'El Cholo' Simeone' logró empatar con tantos de Ángel Correa y Jose María Giménez en los minutos 78 y 85 respectivamente.


El delantero de 26 años será suspendido entre dos y cuatro partidos por insultar al colegiado Martínez Munuera.