Barcelona's new Brazilian football player Paulinho Bezerra (R) poses with his new jersey and Barcelona's president Josep Maria Bartomeu during his official presentation, after signing his new contract with the Catalan club at the Camp Nou stadium in Barcelona on August 17, 2017. / AFP PHOTO / LLUIS GENE        (Photo credit should read LLUIS GENE/AFP/Getty Images)

Los últimos 10 portadores del '15' del Barcelona

En la presentación del Paulinho con FC Barcelona se desveló el misterio sobre que dorsal portaría el centrocampista brasileño. Finalmente será el numero 15, un numero con cierta tradición, y no de buen augurio en el club. En los últimos 25 años hasta 10 jugadores han lucido el dorsal, y solo dos de ellos lo hicieron con nota. Esperemos que a Paulinho no le afecte la presión. Estos son los 10 últimos portadores del numero 15 en Can Barça.


10. Iván Iglesias

El asturiano llegó en 1993 procedente del Sporting de Gijón. Durante su paso por el Barcelona no tuvo mucho peso y lo poco que se recuerda de él fue el quinto gol en la famosa manita al Real Madrid del Dream Team. Se marchó en 1995.

9. Laurent Blanc

Solo estuvo una temporada en el Barcelona, pero dejó un grato recuerdo pese a no afianzarse en el 11 titular por culpa de las lesiones. Durante su estancia en Barcelona vivió la explosión de Ronaldo Nazario y colaboró en la consecución de títulos como la Recopa de Europa y la Copa del Rey. Al finalizar la temporada se marchó al Olympique de Marsella.

8. Christophe Dugarry

Dugarry apenas estuvo 6 meses en Barcelona. Llegó en verano de 1997 y apenas jugó 7 partidos con la camiseta azulgrana. Louis Van Gaal no le dio demasiada bola y en vista de que el mundial de Francia estaba a la vuelta de la esquina se fue al Olympique de Marsella para asegurar su presencia en la cita mundialista.

7. Phillip Cocu

Cuando Cocu llegó al Barcelona no llevó en un primer momento el numero 8, sino que le dieron el 15. Después cambió el dorsal y tuvo una carrera relativamente exitosa en el Barcelona. El holandés se sitió como en casa en Barcelona con tanto holandés.

6. Jari Litmanen

El finés llego como una de las estrellas del fútbol europeo. Acostumbrado a llevar el numero 10, la presencia de Rivaldo le condenó a llevar el 15. Mientras Van Gaal estuvo en el banquillo si que tuvo alguna oportunidad, pero las lesiones no le dejaron jugar con frecuencia. Tras dos temporadas en Barcelona se marchó al Liverpool.

5. Fabio Rochemback

Pese al mal recuerdo que dejó en Barcelona, no era tan malo. Llegó en verano de 2001 y únicamente duro dos temporadas, en las que no dejó rendimiento adecuado para el nivel Barça. Salió y fue a parar al Sporting de Portugal, donde si que tuvo un rendimiento más elevado y posteriormente fue a la Premier League, concretamente al Middlesbrough donde tampoco lo hizo tan mal.

4. José Edmílson

Desde 2004, año en el que llegó, llevó el dorsal 15. Colaboró activamente en el auge y caída del Barcelona de Ronaldinho, Eto´o y compañía. Desde el puesto de central o centrocampista recuperador tuvo un protagonismo notable en el Barcelona. La llegada de Guardiola supuso su marcha.

3. Seydou Keita

Portó el dorsal desde 2008. No era titularísimo, pero era pieza indispensable en el esquema de Guardiola. Su niña bonita le llegó a llamar el actual técnico del Manchester City. De los últimos 20 años, el portador del numero 15 que mejor rendimiento ha dado.

2. Marc Bartra

La espectacular carrera contra Bale en la final de la Copa de 2014 le dejó marcado. Aún se recuerda su dorsal 15 persiguiendo al gales sin poder alcanzarle. Pese a ello, tampoco se le dieron demasiadas oportunidades para demostrar su verdadero nivel. Desde que marchó para Alemania las cosas van mejor para Marc.

1. Paulinho Bezerra

La afición no tiene muchas expectativas en el rendimiento del brasileño. Su paso por la Premier League no fue especialmente fructífero y el hecho de venir del Guangzhou Evergrande y por 40 millones tampoco ayuda. Hay que darle el beneficio de la duda, pero el tiempo apremia en Barcelona y no dispondrá de mucho tiempo de adaptación. Se le exigirá que rinda desde el primer momento.