​Una dura derrota se ha llevado el FC Barcelona a manos del Real Madrid en la Supercopa española, y un chaval que pudo formar parte de las filas blaugranas ha sido uno de sus verdugos. 


Hablamos nada más y nada menos, que de Marco Asensio, el joven talento merengue que está deslumbrando a propios y extraños. Y es que, el jugador mallorquín estuvo a nada de ser futbolista del Barça, sin embargo, una pésima decisión cambió la historia.



Asensio estuvo a una firma de enfundarse la casaca culé, el club catalán estaba dispuesto a pagar los 4,5 millones que pedía el Mallorca. El problema fue que mientras el Barcelona quería llegar a esa cifra a través de variables, el Mallorca quería todo el dinero de golpe. Y aquí fue donde ni Andoni Zubizarreta ni Antoni Rossich, entonces director general del club, no estuvieron dispuestos a ceder. Un error, que no se perdonarán nunca. Esa dudas fueron aprovechadas por Florentino Pérez y fichó a uno de los prospecto más grandes del fútbol mundial.


Pero eso no es todo, el Barcelona no quiso pagar 4,5 millones por Marco Asensio, pero no le importó pagar 5,5 millones por un tal Douglas (4 fijos y 1,5 en variables). Después de leer esto, la afición culé, estará más molesta por esta situación, que por perder con goleada a manos de su acérrimo rival, la Supercopa de España.