La Supercopa de España resultó ser un dolor de cabeza para todo el Barcelona. Empezando por la goleada y terminando con Gerard Piqué quien no pudo terminar el partido contra el Madrid en el estadio Santiago Bernabéu. 

FBL-ESP-SUPERCUP-REALMADRID-BARCELONA


El defensa azulgrana se tuvo que ir sustituido por Semedo al minuto 50 del partido, cuando su equipo ya caía 2-0 frente a su equipo. El central español sintió molestias en la entrepierna, por lo que al llegar al banquillo le pusieron una bolsa con hielos para aliviar la zona.



Para terminar la desgracia, toda la afición presente en el Bernabéu se mofó de él. Cuando el sonido del estadio anunció su salida, la afición blanca comenzó a gritarle "Se queda, se queda se queda" referenciando a la foto que subió a sus redes sociales en donde pretendía asegurar que Neymar Jr no se iría al PSG, cosa que sí terminó sucediendo días después.