​El luso fue expulsado cinco minutos más tarde de haber anotado un gol tan atractivo como decisivo. Su reacción ante el trencilla no se hizo esperar, ni tampoco sus palabras hacia el banquillo del Barcelona. Cumplirá una sanción de cinco partidos por la doble amarilla y por "empujar levemente" al colegiado.


Corría el minuto 58 y Cristiano Ronaldo entró por Karim Benzema al terreno de juego. No participó de forma demasiado activa hasta que, en el minuto 80, anotó un tanto prácticamente imparable dirigido a la escuadra. Lo celebró quitándose la camiseta y mostrándosela a todos los aficionados presentes en el Camp Nou, por lo que recibió una amonestación. Cinco minutos más tarde, en una acción donde trataba de ganarle la posición a Samuel Umtiti, el colegiado interpretó que se tiró y le sacó la segunda, por lo que fue expulsado. El portugués, atónito, empujó al árbitro, por lo que ha recibido cuatro partidos de sanción, los cuales ascienden a cinco por la doble amarilla.


En el momento, Cristiano se acercó a Ricardo de Burgos Bengoetxea diciéndole: "¡¿A mí?! ¡Pero es penalti!". Lucas Vázquez también conversó sobre la jugada con el trencilla: "Ahí van los dos. Van los dos en carrera". A lo que el colegiado contestó: "No, no. Se tira, se tira". El luso, ya dirigiéndose hacia el juez de línea, explicaba: "¡Yo no he hecho nada! Caí, no pasa nada, pero no me tiré". El encargado de pitar los fuera de juego contestó con un simple "Vale, vale"


El atacante portugués, ya abandonando el terreno de juego de camino hacia el vestuario, tuvo unas palabras para el banquillo del Barcelona: "Así con 10 ahora, así ganáis... con 10. Claro que sí hombre". De bien seguro que estuvo orgulloso de equivocarse, puesto que no solo el encuentro no terminó con victoria azulgrana, sino que Marco Asensio estableció el definitivo 1-3 con otro gol de bandera. El encuentro de vuelta será mañana a las 23:00h en el Estadio Santiago Bernabéu.