​El Barça acaba de confirmar el fichaje del centrocampista brasileño que llega al equipo de Valverde desde Guangzhou Evergrande. El futbolista llega tras dos años en el fútbol chino y se convierte en la venta más cara del fútbol de dicho país. El Barcelona ha cerrado su fichaje por 40 millones de euros, una cifra muy cuestionada por la afición barcelonista. Además el brasileño tendrá en su contrato una cláusula de rescisión de 120 millones.

El jugador pasará el reconocimiento médico el jueves y será presentado el mismo día sobre las 13:15 hora española, según ha informado el club.