5 pares de padres e hijos que jugaron un Mundial con su selección

Joaquín Jary
Los Schmeichel han dejado alta la vara en el arco danés.
Los Schmeichel han dejado alta la vara en el arco danés. / Getty Images/Getty Images
facebooktwitterreddit

Alarma temprano y niño durmiendo. Así se iba a entrenar cada padre futbolista, dejando de lado horas de crianza y momentos con su hijo. Pero en esos acotados tiempos que tenían, la pelota siempre rodaba en el living de la casa mientras el mayor continuaba entrenando y alimentándose, generalmente, de manera profesional. A pesar de estar con el babero y el chupete, el chico lo aprende. ¿Cómo no van a salir jugadores?

A continuación les traemos hijos que mamaron la pasión por el fútbol y llegaron a disputar un mundial, tal como le vieron jugar a papá:

5. Pablo y Diego Forlán

Su mayor parentesco, además de ser melenudos, es haber disputado tres mundiales: Pablo, en Inglaterra 1966, México 1970 y Alemania 1974, y Diego, en Korea-Japón 2002, Sudáfrica 2010 -obtuvo la bota de oro de la competición- y Brasil 2014. El pie de Cachavacha poco tiene que ver con el del padre zaguero.

4. Periko y Xabi Alonso

De corazón Txuri-urdines por la Real Sociedad, ambos tuvieron el honor de lucir la camiseta de su país y ser parte de un Mundial: Periko de España 1982 y el Maestro del 2006-2014 (tres ediciones), con el plus de haber alzado la Copa en 2010 como campeón. Quedan pocos mediocentros del calibre de estos hombres.

3. Cesare y Paolo Maldini

El desarraigo en esta familia no existe: Paolo aprendió de su padre la vocación del defensor, el amor por la Rossoneri, la exclusividad a la bandera de Italia y el semblante de lider. No le quedó nada en el tintero. Ambos fueron capitanes del Milán y disputaron mundiales con la Selección Azzurra: Cesarone jugó la Copa del Mundo 1962, mientras San Paolo participó en las cuatro ediciones entre 1990-2002.

2. Chicharo y Chicharito

Javier Nicolás Hernández Gutiérrez, el padre, y Javier Hernández Balcázar, el hijo: uno centrocampista, el otro delantero centro. Ambos participaron de la Copa del Mundo: el mayor de una edición (México 1986), mientras el pequeño de tres (Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018). El apodo más poderoso de México en la actualidad lo tienen ellos. ¡Chicharo nomás!

1. Peter y Kasper Schmeichel

A pesar de ser parte de una Selección poco poderosa como la de Dinamarca dejaron su huella: fueron los dos porteros con lapsos más largos sin recibir goles. Desde 1995, Peter mantuvo 470 minutos con valla invicta y Kasper Schmeichel, superándolo, alcanzó los 495 minutos con el arco cerrado desde 2017.

facebooktwitterreddit