5 jugadores con cicatrices imposibles de no mirar

Joaquín Jary
Detrás de la marca que quedó en su cara, Ribery tiene una dura historia para contar.
Detrás de la marca que quedó en su cara, Ribery tiene una dura historia para contar. / Nicolò Campo/Getty Images
facebooktwitterreddit

Porque hay golpes que cicatrizan y hay cicatrices que te definen. En el fútbol, hay decenas de estos casos: de jugadores que son recordados por las marcas que poseen a simple vista. A continuación, repasamos cinco de ellos.

5. Raúl Jiménez

Tras el golpe que David Luiz le propinó a su cráneo, el delantero mexicano del Wolves fue operado y, desde ese momento, luce un cicatriz a lo largo del parietal frontal derecho. Lo importantes es que la contó.

4. André Gray

Andre Gray
El mejor gol de Gray fue ganarle a su pasado. / Richard Heathcote/Getty Images

Actualmente es reconocido por su rendimiento en el fútbol inglés, más precisamente -hoy- en el Watford. Pero, en su adolescencia, estuvo involucrado en entornos que no lo llevaron por buen camino... Hasta los 19 años, que fue apuñalado a la salida de la discoteca. Aún luce una cicatriz de esta batalla, desde el labio superior a la oreja. Aprendió.

3. Joleon Lescott

Joleon Lescott
La cicatriz de Lescott en la frente no es de cabecear el balón. / Dean Mouhtaropoulos/Getty Images

Quizá te has preguntado por qué Lescott luce una marca tan grande en su frente. Seguramente se te han pasado miles de fundamentos. Pero ninguno de ellos se acerca a la realidad. El zaguero central, a sus 5 años, fue atropellado cuando salía de la escuela a la vista de su madre. Es un regalo de Dios que solo deba quejarse de las cicatrices que le quedaron tras las operaciones. Conmovedor.

2. Carlos Tévez

Carlos Tevez, of Boca Juniors of Argenti
Observen el cuello de Carlitos. / MAURICIO LIMA/Getty Images

Con tan solo diez meses, Tévez tuvo que enfrentar su primera adversidad: cayó sobre él una taza de agua caliente, en el cuello y parte del pecho. Debido al desconocimiento en primeros auxilios, los tíos lo envolvieron en nailon para llevarlo al hospital, algo que resultó contraproducente para la quemadura: se adhirió a su cuerpo y generó la cicatriz que porta hasta ahora. Aquí comenzó la Leyenda.

1. Franck Ribery

Franck Ribery
La cara de pocos amigos de Ribery no es porque sí. / Emilio Andreoli/Getty Images

El crack francés, a sus 2 años, golpeó contra el parabrisas de un automóvil en un accidente de tránsito y acabó en el hospital con 100 puntos en la mejilla derecha. Fue uno de los hechos que forjó -desde pequeño- la personalidad que mostró, con la pelota en los pies, dentro de la cancha. Siempre para adelante.

facebooktwitterreddit