El extraño tanto que se ha marcado en un partido de la segunda división en Ucrania entre el Obolon-Brovar y el Bukovina ha levantado las sospechas de amaño del partido.


El gol más raro del fin de semana lo hemos visto en la segunda división de la Liga ucraniana. Se trata de un gol en propia puerta del defensa del Bukovina, Igor Boychuk, pero la forma de marcar el tanto ha sido tan absurda que muchos se preguntan si ese error tan incomprensible se debe a que el partido estaba amañado.


En el minuto 87 de partido y con 0-0 en el marcador, un jugador del Obolon-Brovar desbordó a su rival por banda izquierda, se metió dentro del área y remató. El balón fue rechazado por el portero y acabó en los pies de Boychuk que sorprendentemente remató el balón contra su propia portería y se coló al fondo de las mallas.


Los jugadores del Bukovina no se podían creer lo que acababan de ver, y el propio jugador se llevó las manos a la cabeza por la jugada tan inexplicable que había hecho, y que tantas dudas ha suscitado sobre un posible amaño.

La Federación de Fútbol de Ucrania investigará este partido para establecer si realmente hubo alguna irregularidad o simplemente se trató de un fallo.