​Marcelo lleva más de una década junto a Clarice Alves, madre de sus dos hijos. Sin embargo, llegar a estar junto a ella no fue nada fácil, aunque como el lateral ha contado alguna vez, hizo de todo. Clarice es hermana de Caio Alves, uno de los mejores amigos del lateral y capitán del equipo de fútbol sala en el que empezó a jugar Marcelo. El madridista sabía que quería conquistar a la hermana menor de su amigo así que decía que sí a todo lo que le pedía.

Marcelo

“Jugaba en Fluminense con Caio, él era el capitán. Y yo, como quería conquistar a su hermana, decía: ‘lo que tú quieras puedes hacer conmigo'”. Incluso, un día con tal de pasar tiempo con Clarice, dejó que le tiñese de rubio. “Me dijo: ‘para el partido de ahora, ¿te puedo teñir tu pelo de rubio?’. Y yo dije: ‘uy, claro, claro, venga, dale'”. Aunque todo esto le salió caro al brasileño.

FIFA Ballon d'Or Gala 2015

Y es que el padre de Marcelo no se tomó muy bien el cambio de look. Mi padre no me había dicho que iba al partido. Entonces, en medio del partido, jugando con el pelo rubio ridículo, mi papá me miraba diciendo como ‘te voy a…’. Me decía: ‘quítate eso del pelo’. Se cabreó, pero lo he hecho porque quería conquistar a Clarice”. Finalmente el jugador del Madrid consiguió conquistarla y hoy están casados y con dos hijos.