Barcelona's coach Luis Enrique looks on before the Spanish league football match FC Barcelona vs Real Sporting de Gijon at the Camp Nou stadium in Barcelona on March 1, 2017. / AFP PHOTO / LLUIS GENE        (Photo credit should read LLUIS GENE/AFP/Getty Images)

Los 8 candidatos que suenan para sustituir a Luis Enrique

Luis Enrique anunció en el día de ayer, tras al victoria frente al Sporting de Gijón, que no seguirá llevando la batuta de del banquillo del FC Barcelona cuando acabe el presente curso. Es por ello que se están empezando a barajar nombres que podrían llegar a la capital catalana de cara a la próxima temporada. La tarea principal del nuevo técnico será pensar en una revolución en el centro del campo, la zona señalada por los últimos partidos.

1. Mauricio Pochettino

El de Murphy (provincia de Santa Fe) tiene influencias de Marcelo Bielsa, quien fuera su entrenador en Newell's, como la presión alta, la libertad de posicionamiento y tener a todos sus hombres corriendo en todo momento. Lo que más encajaría con este Barça más potente en su delantera que en el centro del campo es la premisa de Pochettino de usar la posesión como método más fiable para alcanzar la victoria, pero no como el único. Lo que menos podría congeniar con el estilo culé es la predilección por el 4-2-3-1 del técnico comparado con el clásico 4-3-3 que lleva empleando el Barcelona en los últimos años. Ha entrenado a Espanyol, Southampton y actualmente al Tottenham.

2. Ernesto Valverde

Por su parte, el cacereño es mas partidario de elaborar desde atrás, apreciando mucho a los centrales que tienen salida de balón. También conciencia a sus atacantes de buscar mucho el duelo directo con sus defensores, lo cual vendría de fábula con jugadores como Messi, Neymar o Luis Suárez en el uno contra uno. No obstante, debería renunciar al juego aéreo que tanto aprecia en la ofensiva, puesto que en el Barcelona no hay demasiada altura. Ha estado en el Athletic Club (inicio de su carrera y equipo actual), Espanyol, Olympiacos (en dos ocasiones), Villareal y Valencia.

3. Jorge Sampaoli

Para muchos el argentino es la mejor solución de cara a la marcha de Luis Enrique. Un juego vistoso y combinativo con una presión muy alta, que a veces le produce problemas, pero forma parte del esquema táctico. Además, es capaz de motivar a sus jugadores como nadie y pedirles el máximo de intensidad sin importarle el nombre. Le gusta jugar con tres centrales y dos carrileros de largo recorrido con un solo pivote en el centro del campo. En la parte ofensiva opta por mediapuntas y dos delanteros, formando una 3-1-4-2. Ha dirigido a clubes peruanos como el Juan Aurich, Sport Boys, Coronel Bolognesi (en dos ocasiones) y Sporting Cristal de Lima. Estuvo también en el O'Higgins y la Universidad de Chile en su país con un paso intermedio por el Emelec ecuatoriano. Antes de llegar al Sevilla dirigió exitosamente a la selección chilena de fútbol.

4. Enrique "Quique" Setién

El entrenador nacido en Santander también encaja en el Barcelona porque apuesta por el fútbol combinativo donde nunca se rifa el balón, jugando con una defensa adelantada y presión moderada. La diferencia con el resto de entrenadores es que el principal objetivo es desgastar al rival mientras persigue el esférico. La formación predilecta del cántabro es la 4-1-4-1 que también dejaría a Busquets como ancla única en la medular, al igual que la de Sampaoli. Setién siempre ha estado vinculado al fútbol español a excepción de su aventura como seleccionador de Guinea Ecuatorial entre 2006 y 2007. En su currículum figuran Racing de Santander, Polideportivo Ejido, Logroñes, Lugo y Las Palmas en la actualidad.

5. Eusebio Sacristán

El exjugador del Barcelona se caracteriza por tener un estilo muy parecido al de los azulgrana puesto que se forjó como futbolista en can Barça. La 4-3-3 primordializando la posesión y la presión supondrían pocos cambios en el sistema actual, lo cual podría ser tan positivo por la facilidad de adaptación como negativo por la falta de cambios. Suele retrasar al organizador de juego a la altura de los centrales para agilizar la salida de balón cuando el rival presiona. El técnico nacido en La Seca (Valladolid) estuvo de segundo entrenador en el Barcelona en las etapas de Ten Cate, Rijkaard y Guardiola. Más adelante fichó por el Celta y volvió a la ciudad condal para dirigir al filial, donde tuvo buenas temporadas en Segunda División pero fue cesado por los malos resultados de la última, donde se consumó el descenso a Segunda B. Desde noviembre de 2015 está a las órdenes de la Real Sociedad.

6. Phillip Cocu

El entrenador de Eindhoven también tiene pasado azulgrana, donde estuvo entre 1998 y 2004 como jugador. Alternó su paso por las categorías inferiores del PSV con el cargo de seleccionador holandés entre 2007 y 2012, el cual le dio el caché suficiente como técnico para llegar al primer equipo, puesto que como jugador ya se lo ganó pero le faltaba algo de experiencia. Estuvo de baja durante tres meses por cuestiones de salud hasta que le extirparon un tumor de la espalda en 2014. Desde entonces ha seguido comandando la nave Boeren. Cocu admite que le gusta el estilo de Luis Enrique y también opta por un 4-3-3, aunque no le importa variarlo para jugar un 10. Sin embargo, para él son prioritarios los duelos individuales que el juego en equipo.

7. Oscar García

El técnico de Sabadell empezó dirigiendo al Juvenil A del FC Barcelona, equipo en el que estuvo desde 1991 hasta 1999 con una cesión al Albacete de por medio. Posteriormente entrenó al Macabbi Tel Aviv (en dos ocasiones), al Brighton&Hove Alvion, al Watford y actualmente está en el Red Bull Salzburgo, contento por los resultados pero no tanto por ser considerado una especie de filial del RB Leipzig alemán, equipo prioritario en cuestión de inversiones en el mundo del fútbol por parte de la multinacional de bebidas energéticas. El catalán se autodefine como un entrenador pasional con sus jugadores pero parece el menos experimentado para dirigir a la institución azulgrana.

8. Ronald Koeman

En Barcelona se le tiene gran cariño porque fue el encargado de anotar el gol que le dio la primera Copa de Europa al equipo azulgrana en 1992. Al holandés le gusta mucho tener un sistema de juego híbrido, cambiando su formación en función de si se ataca o defiende. En labores defensivas opta por un 4-1-4-1 con una fuerte presión al centro del campo rival mientras que en el momento de tener el esférico prefiere un 4-3-3 para amasar el balón. El hecho de haber estado a las órdenes de Johan Cruyff, provoca que también esté familiarizado con el sistema del Barcelona, basado en la posesión y el asedio al rival cuando posee la pelota. Ha entrenado en Holanda (Vitesse, Ajax, PSV, AZ Alkmaar y Feyenoord), Portugal (Benfica), España (Barcelona como asistente en sus inicios y Valencia) e Inglaterra en sus dos últimos clubs, el Southampton y el Everton en la actualidad.