Martin Odegaard ha sido cedido en el mercado de invierno al Sportclub Heerenveen. La directiva del Real Madrid y el propio futbolista han pensado que le vendría bien salir del Real Madrid Castilla para jugar en una liga de mayor nivel. Además, la holandesa es perfecta para un jugador como él, allí valoran mucho la juventud y la técnica y es un sitio perfecto para crecer.



El Heerenveen jugaba contra el PSV. Odegaard esperaba su oportunidad desde el banquillo. En el minuto 58, el entrenador decidió que era su momento y decidió sacarle a jugar. El noruego lo intentó pero no fue hasta el minuto 86 cuando hizo la jugada que está recorriendo Europa. El noruego cogió el balón en la banda derecha, recortó a su defensor y fue hacia el área con velocidad. Ya dentro del área recortó al defensa y este le hizo penalti. El árbitro no lo vio y no pitó nada. De haber pitado el penalti el Heerenveen se habría puesto 2-4, no lo pito y acabó ganando el PSV 4-3.