Cristiano Ronaldo es un auténtico goleador y con el Real Madrid sus cifras son estratosféricas. No obstante, el portugués ha tenido que variar su posición en el campo para seguir manteniendo el ritmo.


Desde que llegó al Real Madrid en la temporada 2009, Cristiano Ronaldo ha sido el dueño absoluto de la banda izquierda. Llegó como extremo y así se lo hizo saber a todo el mundo. Sin embargo la tendencia del portugués a irse hacia el centro cada vez resulta más evidente y su presencia en el área ha ido en aumento abandonando su influencia en otras zonas del campo. Paulatinamente Cristiano Ronaldo se ha transformado en un delantero centro en las últimas temporadas.


En su primera temporada como madridista, Cristiano anotó 33 goles, 11 de ellos (33%) desde la posición de delantero centro y 16 al primer toque. En las últimas dos temporadas más de la mitad de los goles del portugués los ha hecho desde la posición de medio centro, y en la temporada actual de los 12 tantos que lleva anotados ocho han sido desde esa demarcación, un 66%.

Club Atletico de Madrid v Real Madrid CF - La Liga

Cristiano cada vez está más cerca del área alejándose de su posición de extremo, en la que comenzó en el Real Madrid, y sus estadísticas lo demuestran no sólo en los goles sino también en los remates a puerta.


En sus dos primeras campañas lanzó más a portería desde fuera del área: 135 disparos por 108 en la 2009/2010; y 167 por 157 en la 2010/2011. Esta tendencia se ha ido equiparando y en la temporada 2015/2016 vemos como de los 322 remates del jugador 206 fueron desde dentro del área por los 116 que realizó desde fuera.


Al portugués no le ha quedado otro remedio que buscarse una nueva posición dentro del campo, unas veces por obligación y otras por necesidad. Lo que sí parece es que de momento se está olvidando de su demarcación natural de extremo para seguir siendo un goleador.

Cristiano Ronaldo, Real Madrid