Atlético Nacional se coronó campeón de la Copa Libertadores 2016 superando por la mínima diferencia a un aguerrido Independiente del Valle que supo complicar pero careció de la fuerza para tratar de dar vuelta al marcador en contra.


Madrugando en el inicio del partido, un error en el despeje de un tiro libre le permitió a Manuel Borja marcar en arco vacío y comenzar de manera temprana a perfilar lo que era la definición de este torneo.


Pese a la ventaja, los locales no lograron ser superiores y se dejaron estar de Independiente del Valle, que con mucha garra peleaba por tratar de empatar el encuentro pero el reloj era su principal enemigo.


En el segundo tiempo, una jugada polémica sobre Jonny Uchuari en el área pudo cambiar la historia del encuentro, pero en árbitro Pitana no dictaminó la falta y dejó pasar lo que podría haber sido un penal a favor de Independiente.


Al final, una vez concluido los 90 minutos, la celebración grande de Atlético Nacional y la desazón de los jugadores del equipo ecuatoriano, que lamentó la derrota y el no poder escribir el capítulo más grande de su historia épica.​