Los jugadores más odiados del fútbol mundial

​Por distintas razones, estos futbolistas no son demasiado queridos..

10. Sergio Busquets

Nadie puede discutir las condiciones futbolísticas del volante central del Barcelona, uno de los mejores en su puesto. Sin embargo, la bronca con el jugador de la Selección española viene por su fama de "teatrero". Busquets suele fingir golpes o exagerarlos buscando la sanción del rival.​

9. Joey Barton

El ex-Manchester City, Newcastle y Queens Park Rangers, entre otros, fue condenado dos veces por asalto.

La primera vez atacó a su propio compañero Osumane Dabo en un entrenamiento. Por ello recibió 4 meses de condena.

La segunda, meses más tarde, le propinó 20 puñetazos a un jóven de 16 años en una noche de alcohol en Liverpool. Por esta lo condenaron a 6 meses.

8. Diego Costa

​Manioso, buscón, provocador, peleador, "mala leche", agresivo, problemático. Todos adjetivos que le caben perfectamente al delantero del Chelsea. No hay partido en el que Diego Costa no se agarre con un defensor rival o en el que no se haya metido en una pelea.

7. El Hadji Diouf

"Lo llamaría rata de alcantarilla, pero no creo que no es lo suficientemente bueno para eso, sería un insulto para las ratas de alcantarilla", dijo Neil Warnock en enero de 2011, después de que el senegalés se mofara de Jamie Mackie, quien había sufrido una seria lesión en el campo de juego.

Famoso por escupir a sus rivales, Diouf no es querido por sus colegas.

6. Pepe

​Las patadas que le pegó al pobre de Casquero del Getafe en 2009 marcan lo que es capaz de hacer el defensor portugués cuando se le sale la cadena.

Pero no hace falta que llegue a eso. Pepe se caracteriza por provocar a sus rivales, fingir golpes y pegar patadas totalmente fuera de tiempo.

5. Cristiano Ronaldo

​El crack portugués es muy amado por millones de personas, pero a la vez muy odiado por varios millones más. Su personalidad ególatra y su arrogancia lo convirtieron en un personaje poco querible. "La gente me tiene envidia porque soy guapo, rico y buen jugador", aseguró alguna vez.

4. Harald Schumacher

​En la semifinal del Mundial de 1982 entre Francia y Alemania, el arquero fue el responsable de una de las acciones más violentas de la historia del fútbol cuando con su rodilla impactó de lleno en la humanidad de Patrick Battiston, bajándole tres dientes y rompiéndole algunas costillas.

En Francia no lo pueden ver.

3. Luis Suárez

​Fuera del campo de juego, el uruguayo es un ser sensible, responsable, que se preocupa por los que menos tienen. Dentro del campo de juego, un demonio. Las mordeduras a rivales y los insultos racistas que le dedicó a Patrice Evra son razones suficientes para no quererlo del todo.

2. John Terry

​En el fútbol (y en la vida) hay códigos que no deben romperse. Y seducir a la mujer de un amigo o compañero de equipo es uno de ellos. Al ex-capitán de la Selección inglesa no le importó demasiado y se acostó con la novia de su mejor amigo y compañero de selección, Wayne Bridge, Vanessa Perroncel. Un acto detestable.

1. Mauro Icardi

Icardear: acción de robarle el/la novio/a a un amiga/o. Lo que hizo el delantero del Inter con su ya ex-amigo Maxi López hasta tiene un verbo y todo.

Maradona alguna vez dijo: "Icardi es un traidor; en mi época nos turnaríamos para agarrarlo a piñas". Con cuanta razón..