Diez argentinos que llegaron a equipos grandes del exterior y nadie entiende cómo

Siguiente0 / 10
6 Jan 2001:  Scott Dobie of Carlisle United tugs Nelson Vivas of Arsenal shirt during the AXA sponsored FA Cup 3rd round match played at Brunton Park, in Carlisle, England. Arsenal won the match 1-0. \ Mandatory Credit: Ben Radford /Allsport

​El fútbol argentino es el mayor semillero de cracks del mundo. Grandes jugadores salen de nuestras canchas para jugar en los mejores equipos de Europa. Sin embargo, también hay futbolistas sin mucho talento que llegan a jugar, increíblemente, en gigantes del Viejo Continente o de América.

Los 10 casos más insólitos de pases al exterior.

Siguiente0 / 10
Siguiente1 / 10

10. Sergio Escudero (De Argentinos Juniors a Corinthians)

Hay jugadores tocados con la varita mágica. Futbolistas sin ningún talento aparente y que aún así llegan a jugar en grandes equipos. Sergio Escudero es un de ellos. Al zurdo le vino muy bien un gol que le hizo al Palmeiras en la Sudamericana de 2008. El Corinthians lo vio y le compró la mitad de su pase por un millón y medio de euros. No tardaron mucho en darse cuenta que compraron pescado podrido y tras un año y medio en el club regresó a La Paternal.

Siguiente1 / 10
Siguiente2 / 10

9. Albano Bizzarri (De Racing a Real Madrid)

​2 millones de euros pagó el Real Madrid por el arquero de la Academia en 1999. Bizzarri era una de las promesas del fútbol argentino y llegó al club merengue para pelearle el puesto a un experimentado Bodo Illgner. Sin embargo, dejó pasar dos grandes oportunidades (sufrió goleadas contra el Zaragoza y el Atlético Madrid) y al poco tiempo la aparición de Casillas lo dejó relegado.

Más tarde le iría muy bien en el Calcio.

Siguiente2 / 10
Siguiente3 / 10

8. Sebastián Rusculleda (De Boca a Ajax)

​Van Gaal lo vio jugar en un torneo con las inferiores de Boca y se lo llevó al Ajax a préstamo. El holandés era manager y Van Basten conducía al equipo. La apuesta no salió bien. Rusculleda nunca llegó a debutar en el año que estuvo en Europa y volvió a la Argentina para irse al descenso con Quilmes.

Siguiente3 / 10
Siguiente4 / 10

7. Nelson Vivas (De Boca a Arsenal)

"The Kickig Machine" ("La máquina de pegar patadas"). Así lo apodó Fredrik Ljungberg, un compañero suyo en el Arsenal.

A pesar de haber tenido experiencia en Mundiales con la Selección Argentina, pocos imaginaron que Vivas se podría calzar la casaca de un club tan exclusivo como los Gunners.

Arsene Wegner se lo compró a Boca por 1,5 millones de libras tras la Copa del Mundo de Francia 1998.

Siguiente4 / 10
Siguiente5 / 10

6. Esteban González (De Gimnasia a Lazio)

​Teté era un referente del Lobo allá por 2004, pero de ahí a jugar en el Calcio había una distancia enorme. Su sueño se hizo realidad cuando Lazio lo adquirió a préstamo por 240 mil dólares. Solo 3 partidos llegó a jugar antes de volver a La Plata.

Siguiente5 / 10
Siguiente6 / 10

5. Nelson Rivas (De River al Inter)

​Llegó a River como el sucesor de Mario Yepes y tuvo un verano de fama en el que se ganó el cariño de la hinchada por su juego aguerrido. Sin embargo, no tardó mucho en desnudar sus falencias y fue perdiendo lugar en el equipo. Cuando parecía que su carrera iba en picada dejó Núñez para ponerse la camiseta azul y negra del Inter, que pagó 5 millones de euros por su pase. 

Siguiente6 / 10
Siguiente7 / 10

4. Matías Vuoso (De Independiente a Manchester City)

​En 2002 el Mancheser City pagó 3,6 millones de libras para quedarse con los goles de un jugar que venía rindiendo bien en Independiente.

Una vez en Inglaterra, lo de Vuoso fue de malo a muy malo. Se fue sin debutar y su carrera tomó un nuevo rumbo cuando desembarcó en México.

Siguiente7 / 10
Siguiente8 / 10

3. Gustavo Bartelt (De Lanús a Roma)

​El "Facha" tuvo una muy buena racha jugando para Lanús, marcando 13 goles en 18 partidos. Llegó a hacerle 3 a River en el Monumental en una goleada del Granate. Eso llamó la atención de la Roma, que pagó 6,5 millones de dólares por su pase en 1998.

Lo de Bartelt en la capital italiana fue desastroso. Le pesó la comparación con Caniggia y solo duró 15 partidos antes de irse al Aston Villa.

Su experiencia en Europa no se puso mejor. Al tiempo fue demandado por una causa de pasaporte trucho.

Siguiente8 / 10
Siguiente9 / 10

2. Maxi López (De River a Barcelona)

​Hay partidos que pueden cambiar la vida de un jugador, para bien o para mal. Maxi López tuvo la suerte de romperla contra Boca en un superclásico de 2004 jugado en la Bombonera y eso le alcanzó para que el Barca lo comprara por 5.750.000 dólares.

Un gol contra Chelsea en su debut por Champions y no mucho más en el club culé.

De todas formas, el delantero hizo una importante carrera en Europa.

Siguiente9 / 10
10 / 10

1. Leandro Grimi (De Racing a Milan)

​En este caso hay que darle crédito a su representante. No podemos ni imaginar el "chamuyo" que debe haber metido para convencer a los del Milan que pongan plata por ¡Leandro Grimi!

Ojo, hay muchísimos peores que el lateral de Racing, pero por aquel entonces hasta lo compararon con Maldini. Una locura..

10 / 10