​Por desgracia, en muchos casos los genios tienen en común una condición: ni se esfuerzan ni juegan únicamente por el bien del equipo. Este puede ser el caso de Ronaldinho e Ibrahimovic, a quienes Allegri ha definido en una entrevista concedida en "El País". De ambos dice que son los jugadores más talentosos que ha entrenado. Lo hizo en el Milan.


Sin embargo, del brasileño comenta lo que todos vimos, que se quiso retirar del fútbol con 27 años: "Ya no tenía ganas de jugar al fútbol, pero su calidad técnica era fuera de lo normal”. Para el sueco también tuvo un "azote". "Ahora le veo muy a servicio del grupo y era algo por lo que yo siempre le tocaba los huevos”, le felicitaba por ese cambio de actitud que él nunca hubiera imaginado.

El técnico de la Juventus también ha hablado de Morata, jugador al que en las últimas semanas está dejando en el banquillo en beneficio de Mandzukic y Dybala. Aprovechó la entrevista para exigirle dureza si quiere convertirse en uno de los mejores delanteros del mundo, algo que está a su alcance: "Si trabaja y se sacrifica, lo conseguirá, si no, no. Tiene que ser más cínico, de vez en cuando es demasiado juguetón. Está bien que lo sea a su edad, pero fuera del campo; dentro tiene que ser un killer”.

​​