​El Real Madrid sigue en la UCI, a pesar de de la victoria ante el Eibar en Ipurúa (0-2). A los de Rafa Benítez, que dejó en el banquillo a Benzema y Casemiro y dio entrada a Kovacic y James, les costó abrir la lata. Después de tres meses de sequía, marcó Gareth Bale el primero en una jugada ensayada a la salida de un saque de esquina. El Real Madrid vuelve a la senda de la victoria tras las derrotas en el Pizjuán y en el Clásico del Camp Nou.


Cristiano Ronaldo se desesperó de principio a fin. Lo intentó todo, pero el portugués ha perdido su duende, no está con la chispa de temporadas anteriores y al final, anotó de penalti injusto que provocó un piscinazo de Lucas Vázquez.


El crack luso lanzó dos faltas a la barrera, realizó el enésimo intento de chilena y protestó todas las acciones. Los 'haters' tuvieron suficiente material para inundar las redes sociales con toda una batería de 'tuits' atacando a CR7:


​​

​​

​​

​​No faltaron las protestas ostensibles contra el árbitro, quien se tragó un 'penaltito'cuando empujaron a Cristiano dentro del área. Luego quiso enmendar su error con otro... pues pitó un piscinazo tremendo a Lucas Vázquez.

​​Y es que desde que Cristiano Ronaldo lo dejó con Irina Shayk, no ha vuelto a ser el mismo...

​​La otra excusa es el estado del terreno de juego de Ipurúa, como es muy pequeño, Cristiano no calculó bien y por eso dio una patada al aire.

​​La otra polémica del partido fueron los cambios de Rafa Benítez. El técnico del Real Madrid sacó del campo a James, que estaba siendo uno de los jugadores más activos, y dejó en el campo a Cristiano y Bale. El colombiano se fue con una carita...

​​

​​

​​Cristiano, además de lanzar dos faltas a la barrera y tirarse a la piscina, falló dos mano a mano clarísimos. Si no está, no está.

​​

​​

​​El otro señalado fue Danilo, que esta jornada jugó en el perfil izquierdo en sustitución de Marcelo, lesionado por enésima vez esta temporada.

​​

​​

​​Y llegó el penalti y el gol de Penaldo... Vía libre para todos los 'haters' de Cristiano que salieron de la cueva automáticamente.

​​

​​Lo que sí parece claro es que el Balón de Oro de este año será para Leo Messi. Queda por resolver que jugadores le acompañarán en el podio... ¿Se quedará fuera? ¿Ocupará su lugar Luis Suárez o Neymar?

​​También parece claro otro aspecto. Rafa Benítez, pase lo que pase, se comerá el turrón y todo lo que pille en la ciudad deportiva del Real Madrid. A ver cómo termina la temporada el Madrid.

​​