​Se ha convertido en habitual que los jugadores de fútbol lleven a sus hijos e hijas para que posen con ellos en la tradicional foto del once titular antes de cada partido. Hasta que ese momento llegan, los niños si son pequeños se quedan en los brazos de sus madres y sino corretean por el terreno de juego. Este último fue el caso del hijo de Juanfran, que casualmente se llama como el otro jugador del Atleti, Óliver Torres. 

mmm

El pequeño de los Torres estuvo pendiente de su padre mientras este calentaba pero tenía una difícil misión, no pasar de la línea blanca que separaba el área técnica del terreno de juego. Óliver estuvo de un lado para el otro, incluso se puso a charlar con el empleado de seguridad del club. Como buen aficionado colchonero el pequeño Óliver silbó la alineación de Las Palmas y coreó los nombres de los jugadores del Atlético de Madrid, entre ellos el de su padre. 

rrr

El pupilo del lateral del Atlético de Madrid parece que empezaba a cansarse, tanto es así que fue al túnel de vestuarios a meterle prisa a los jugadores locales. El resto de jugadores le saludaron y se hizo la ansiada foto con todos ellos. La secuencia completa de los compañeros de 'El día Después' no tiene desperdicio.