Los peores refuerzos de la historia de Boca

Siguiente0 / 30

​Muchos de los ídolos xeneizes llegaron desde otros clubes. Sin embargo, así como se acertó con algunas contrataciones, otras fueron rotundos fracasos.

Un repaso por las peores de la historia de Boca Juniors.

Siguiente0 / 30
Siguiente1 / 30

30. Sandro Guzmán

​Suplente de Chilavert en Vélez, este particular arquero tuvo la chance de su vida cuando Veira lo llevó a Boca en 1996. Lo suyo fue tan malo que en una oportunidad el Bambino lo sacó en el entretiempo por los desastres que venía haciendo.

También fue uno de los principales responsables de que River le empatara un Superclásico en el que Boca iba ganando 3 a 0.

Siguiente1 / 30
Siguiente2 / 30

29. Luis Hernández

​El Pájaro era la estrella de la Selección mexicana pero por Boca pasó sin pena ni gloria. Lo trajeron como el "sucesor" del otro Pájaro, el bueno, Claudio Paul Caniggia. Nunca le llegó a los talones.

Tuvo un auspicioso debut marcando un tanto en la Supercopa 1997 y eso fue todo.

Siguiente2 / 30
Siguiente3 / 30

28. Charles

​Fabián Figueredo Santos, más conocido como Charles, la rompió en un partido contra River por la Supercopa 91' y llegó a Boca un año más tarde de la mano de Diego Maradona.

Su etapa constó de 5 partidos e increíblemente, un título: el Apertura 1992.

Siguiente3 / 30
Siguiente4 / 30

27. Jorginho Paulista

El fútbol brasilero es conocido por, entre otras cosas, sacar a los mejores laterales del mundo. Con Jorge Henrique Amaral Jorginho, alias "Paulista", se habrán confundido. A este jugador le faltaban condiciones para ponerse la azul y oro. Por suerte se dieron cuenta rápido y solo disputó 15 partidos en la temporada 2001/2002.ç

Siguiente4 / 30
Siguiente5 / 30

26. Cristian Dollberg

​La época de Bilardo en Boca fue un desfile de jugadores que pasaron por el club sin pena ni gloria. Uno de los que más llamó la atención fue "Chiquito" Dollberg, un volante central de una altura inusitada para el puesto. Lo más raro de todo es que pese a su pobre nivel permaneció 3 años en el club entre 1996 y 1999.

Siguiente5 / 30
Siguiente6 / 30

25. Arley Dinas

​Cuesta decir que Arley Dinas fue una mala compra. La realidad es que un solo partido es demasiado poco como para hacer un adecuado análisis de su "etapa" por el club. Pero lo que sí podemos afirmar es que un éxito no fue.

Llegó en septiembre de 2002 y se fue al poquito tiempo.

Siguiente6 / 30
Siguiente7 / 30

24. Adrián Gunino

Pasó y se fue de Boca sin dejar el menor rastro.

Su aventura Xeneize comenzó a mediados de 2009 y terminó un año más tarde, cuando se fue sin que nadie se diera cuenta.

Un pase que más tuvo que ver con arreglos empresarios que con una cuestión futbolística.​

Siguiente7 / 30
Siguiente8 / 30

23. Leandro Gracián

​Su etapa en Vélez lo había llevado a ser uno de los mejores enganches del país. Talentoso, jugador de buen pie, no resultaba extraño que pasara a un grande como Boca.

Sin embargo, nunca pudo hacerse un lugar en las dos etapas que tuvo en el club. Arrancó bien pero se fue desinflando y no respondió en los partidos que debía responder.


Siguiente8 / 30
Siguiente9 / 30

22. Cristian Lucchetti

El Laucha jugó en Boca entre 2010 y 2011 y su etapa no dejó gratos recuerdos.

Si bien tuvo buenos partidos como un clásico contra River, también cometió grotescos errores​ que le terminaron costando el puesto.

Volvió a Banfield en 2012.

. . 

Siguiente9 / 30
Siguiente10 / 30

21. John Jairo Trellez

​Llegó desde Atlético de Nacional en 1994 y muchos veían en él al nuevo "Palomo" Usuriaga.

Sin embargo su historia en Boca sería bien distinta. Sólo disputó 16 partidos en los que convirtió 3 tantos. Un paso fugaz como el de tantos otros de la lista.

Siguiente10 / 30
Siguiente11 / 30

20. Breyner Bonilla

​El Patrón Bermúdez, ídolo y referente de Boca, lo recomendó en el año 2009. Bien se lo podría haber recomendado a River...

Su paso por el club será recordado por la tremenda patada que le dio a Facundo Bertoglio en un partido contra Colón y por los supuestos insultos racistas que recibió del Bichi Fuertes.

Siguiente11 / 30
Siguiente12 / 30

19. Emiliano Albin

​El lateral llegó a préstamo desde Peñarol y estuvo en 2012 y 2013. En ese período de tiempo jugó solo 15 partidos, lo que demuestra que su paso por Boca no fue nada bueno. Antes de irse, les dejó un mensaje a Riquelme y Bianchi. "No es fácil entrar a un vestuario que no tiene la mejor energía".

Siguiente12 / 30
Siguiente13 / 30

18. Jesús Méndez

​Surgido de las inferiores de River, llegó a Boca en 2010 después de dos años siendo figura en Rosario Central. Muchos lo imaginaban como el socio perfecto para Riquelme en la mitad de la cancha. Sin embargo, su nivel no fue el mismo y pese a que tuvo varias etapas, jamás pudo consolidarse.

Siguiente13 / 30
Siguiente14 / 30

17. Carlos Bueno

​Muchos lo van a recordar más por el desafortunado episodio que tuvo con Agustín Orion en el que terminó gravemente lesionado que por su paso por Boca en 2007. Con Palacio y Palermo como titulares, el uruguayo siempre tuvo que entrar desde el banco y tan solo marcó un gol en 10 encuentros.

Siguiente14 / 30
Siguiente15 / 30

16. Oscar Ustari

El ex arquero de Independiente suponía una buena competencia para Orion cuando aterrizó en Boca en el 2012. Sin embargo, el campeón sub 20 no pudo aprovechar las ocasiones que se le dieron y terminó yéndose con solo un puñado de partidos jugados.

Fue el arquero en el famoso 6 a 1 sufrido en San Juan.​

Siguiente15 / 30
Siguiente16 / 30

15. Damián Escudero

​Apareció en Vélez como una de las grandes promesas de inferiores. Al tiempo pasó al Villarreal y cuando no tuvo continuidad, llegó a Boca a cambio de 2,5 millones de dólares. Con la azul y oro jamas pudo mostrar ese desequilibrio que se le vio en sus etapa anteriores. Después se fue a Brasil, donde jugó en Gremio, Atlético Mineiro y Vitoria.

Siguiente16 / 30
Siguiente17 / 30

14. Ribair Rodríguez

​La tercer etapa de Bianchi en Boca no fue buena y en gran parte se debe a lo poco que acertó con los refuerzos. Ribair llegó a préstamo desde Belgrano de Córdoba y los hinchas de Boca lo vieron pasar sin saber en que puesto jugaba.

Se marchó a México después de que no se le renovara la cesión.

Siguiente17 / 30
Siguiente18 / 30

13. Luiz Alberto

​Luiz Alberto da Silva Oliveira arribó a Boca desde Fluminense a principios de 2010 para ser el reemplazante de Julio César Cáceres. Borghi solo lo pudo utilizar en un par de partidos antes de que rescindiera su contrato con el club en abril de aquel mismo año.

Siguiente18 / 30
Siguiente19 / 30

12. Gerardo Bedoya

​Quizás pocos recuerdan que el ídolo de Racing vistió la camiseta de Boca en 2005. Fue un préstamo fugaz para jugar la Copa Libertadores. Con el Chino Benítez en el banco, estuvo presente en la eliminación ante Chivas en la Bombonera.

Siguiente19 / 30
Siguiente20 / 30

11. Lucas Castromán

​"Boca me arruinó la carrera" dijo el delantero nacido en Vélez tiempo después de pasar por el Xeneize. Lo cierto es que en su etapa como jugador del club en 2008 Castroman fue una sombra de lo que alguna vez supo ser. Lento, sin ritmo, excedido de peso. Para el olvido...

Siguiente20 / 30
Siguiente21 / 30

10. Aldo Bobadilla

​Uno de los peores arqueros que tuvo Boca en su historia. El paraguayo fue el uno titular del equipo de Ricardo La Volpe que casi gana el tricampeonato pero que se quedó con las manos vacías. En la final contra Estudiantes, una pésima salida suya permitió el gol de Pavone.

Siguiente21 / 30
Siguiente22 / 30

9. Sebastián Prediger

Maradona lo alabó en su época de entrenador de la Selección pero el paso de Prediger por Boca pasó totalmente inadvertido. Surgido de Colón, pasó al Porto y a principios de 2010 recaló a préstamo en el Xeneize sin cargo y sin opción pero con una curiosa cláusula: si no jugaba el 60% de los partidos, Boca debía pagar 120 mil euros de multa. Jugó solo 3 y Boca debió pagar.​

Siguiente22 / 30
Siguiente23 / 30

8. Claudio Pérez

Haber estado en el Belgrano que condenó al descenso a River en 2011 le cambio la vida a Chiqui Pérez, a tal punto que su llegada a Boca está directamente relacionada con ese hecho.

Jugador del montón, con la azul y oro hasta falló penales claves como el que pateó en el último minuto contra San Lorenzo en el Final 2013.​

Siguiente23 / 30
Siguiente24 / 30

7. Diego Perotti

Tras varios años de buen nivel en el Sevilla, llegó como el refuerzo más importante del mercado de pases de verano de 2014. Rápidamente los hinchas se dieron cuenta por qué había vuelto a la Argentina: en Boca, Perotti jugó solo un partido producto de las lesiones.

Regresó a Europa y recuperó su nivel.

Siguiente24 / 30
Siguiente25 / 30

6. Bahiano

​Dermival Almeida de Lima desembarcó en La Boca a comienzos de 2005. Apenas llegado, se quiso comprar a la hinchada: "Zaragoza, Saturn, y Los Tecos estaban interesados en mí, pero decidí venir a Boca por su grandeza" tiró.

Lo cierto es que a los 6 meses ya se estaba yendo del club. A su salida, acusó a jugadores rivales y de su propio equipo de haber tenido conductas discriminatorias

Siguiente25 / 30
Siguiente26 / 30

5. Roberto Sosa

​En 2002 Boca buscaba un goleador para reemplazar a Martín Palermo y apostó por el ex 9 de Gimnasia de La Plata. No solo no hizo goles con la camiseta Xeneize...el Pampa ni siquiera llegó a tener situaciones de gol.

Jugó 9 partidos y regresó a Italia.

Siguiente26 / 30
Siguiente27 / 30

4. Cristian Cellay

​Sus características de juego y el nivel que tenía cuando llegó desde Estudiantes en julio de 2010 daban para creer que Boca estaba a punto de encontrar un nuevo ídolo. Nada más lejos de la realidad. Cellay hizo agua por todos lados y en 2013 rescindió su vínculo con el club.

Siguiente27 / 30
Siguiente28 / 30

3. Hernán Grana

​El gran capricho de Bianchi en su pobre tercer ciclo. ¿Qué hizo Grana para llegar a Boca? Pocos lo saben, pero el Virrey lo pidió con fuerza y los dirigentes se lo trajeron desde All Boys.

Resistido desde el minuto 0, nadie lo extrañó cuando se fue al Columbus de la MLS a fines de 2014.

Siguiente28 / 30
Siguiente29 / 30

2. Abel Balbo

​Ya en lo último de su carrera, este delantero que jugó tres mundiales para la Selección Argentina (1990, 1994 y 1998) quiso retirarse en Boca y los dirigentes le dieron el gusto. Jugó 4 partidos en la Copa Libertadores y no marcó ni un gol.

Siguiente29 / 30
30 / 30

1. Naohiro Takahara

​Cuando Mauricio Macri trajo al japonés lo hizo pensando mucho más en los negocios que en la parte futbolística. La idea era abrir a Boca al mercado asiático. Dentro de la cancha, a Taka le costó adaptarse y solo marcó un gol en su breve estadía.

30 / 30