La noticia del retiro de Pablo Aimar recorrió el mundo entero en pocas horas. La repercusión por el fin de la carrera de una de las joyas del fútbol argentino fue importante y fueron muchos los que quisieron saludar al Payaso en el momento cúlmine de su vida profesional.


Lionel Messi, quien desde siempre tuvo a Aimar como su gran ídolo futbolístico, fue uno de los que no quiso perderse la oportunidad de rendirle homenaje. La Pulga siempre confesó su devoción por el talento del ex River. Cada vez que se enfrentaban era habitual verlos intercambiar camisetas al final del partido y las pocas veces que coincidieron en la Selección era un placer verlos tocar juntos como dos cracks que se entendían. Sucedió por ejemplo en la Copa América 2007.


En su página de Facebook, el 10 del Barcelona le dedicó unas palabras al cordobés: "Se retira un grande, uno de mis ídolos. Pablo Aimar, te deseo lo mejor en tu nueva etapa. Gracias por todo lo que nos hiciste disfrutar con tu magia"


​​