La amenaza ha evolucionado. Las botas de fútbol han evolucionado a pasos agigantados desde que fueran usadas por primera vez por cuestión de protección en los primeros días de este deporte.


Hoy en día, incluso los más mínimos desarrollos en la tecnología pueden marcar toda la diferencia. Son herramientas creadas para ganar una ventaja - para ser más rápido que el oponente. Para tener la ventaja en los duelos de agilidad. Para seleccionar el ángulo superior y batir al portero.


Pero, ¿cómo han evolucionado las botas de fútbol en el paso de la historia del fútbol? Echa un vistazo a la evolución a través del tiempo.


El primer desarrollo de las botas de fútbol


1


El fútbol ganó popularidad en el siglo 19. Para los jugadores en esos momentos, cualquier calzado valía - siempre y cuando ofrecieran protección. Se consideraban útiles para la protección de la piel y para ayudar en algún trabajo pesado.


No fueron considerados como armas de ataque. Sino sólo como un escudo, para detener rivales evitando los daños de los abrasivos desafíos por la pelota.

Las botas fueron equipadas con puntera de acero, y las primeras versiones de clavos para la estabilidad debido a las condiciones. Fueron hechas de cuero puro, aunque en condiciones de lluvia podían pesar hasta un kilogramo.


Las botas de fútbol avanzaron poco a través de la década de 1800 y en la mitad del siglo 20, aunque después de la Segunda Guerra Mundial, el desarrollo comenzó a acelerarse.


Después de la Segunda Guerra Mundial

2


Los países de América del Sur dieron el primer paso importante en el desarrollo dando a sus jugadores una ventaja en el campo al crear una bota más ligera. La intención era ayudar a los jugadores a ser más móviles, rápidos y a ser capaces de zafarse de las garras de los contrarios.


Y eso es lo que sucedió. Las botas ya no se utilizaban principalmente para la protección del jugador. Ahora eran armas utilizadas para crear una ventaja en la competición.


Se introdujeron los tacos con clavos en las botas tan pronto como fueron inventados por los países europeos, con los futuros gigantes de las botas Adidas y Puma entrando en el mercado por primera vez en las manos de dos enemistados hermanos alemanes - Adi y Rudolf Dassler.


1960/70 - La batalla comienza

3


En la década de 1960 la amenaza había evolucionado de forma buena y verdadera. Las botas estaban bajo la constante innovación de los fabricantes líderes en el mercado, el cambio más grande fue una alteración en la forma de la bota en los 60.


Las botas líderes se abarataron, destinadas a la comodidad y nuevas mejoras para la movilidad del jugador. Las botas se hicieron más ligeras. Esto significó el comienzo de una batalla tecnológica en las botas.


Las décadas siguientes vieron como se introducían botas de distintos colores en el mercado, estando ahora asumidos en una batalla por ser los mejores en las ventas y en los terrenos de juego.


Las Predator

4

Todo estaba orientado a aumentar la productividad de los jugadores en el terreno de juego en los últimos años del siglo XX. Adidas había ganado gran éxito con su gama de botas del Mundial de 1970, pero fue en los 90 cuando las Adidas Predator cambiaron el juego.


Las Predator fueron el comienzo de una época en la que se apostó por los márgenes finos. Adidas había elevado el listón, diseñando sus botas para mejorar la fricción entre el pie y la pelota - todo para parcar un poco más la diferencia a la hora de controlar, pasar y mejorar la precisión del tiro.


Más de diez diseños fueron creados de la gama Predator, aunque muchos de ellos fueron dejados atrás.


El cambio de siglo - 2000

5

El nuevo siglo trajo consigo una revolución en el diseño de las botas. Nike entró en el mercado y lanzó en la Copa de 1998 la bota más ligera jamás creada.


Los diferentes tipos de lengüeta - para aumentar el equilibro - fueron llevados al mercado, aunque se propuso la tecnología láser en la década de los 2000 para ayudar a los mejores jugadores del mundo a que la bota se adaptara a ellos perfectamente.


Las botas de fútbol se hacen ahora para que se adapten como un guante. Como si fueran una extensión del pie, con el objetivo de que se ajusten al jugador de la forma más natural posible.


Actualidad

6


Tal vez, el mejor jugador que ha pisado un campo de fútbol, el jugador del FC Barcelona Leo Messi, ha demostrado la mayoría de su magia con la gama de botas Adidas F50.


El juego de Messi se basa en la agilidad, el control estricto, a precisión del disparo y en el poder. Una gama de botas ha surgido en los últimos años para cambiar el juego, y ahora hemos llegado a un momento en el que una pequeña modificación puede marcar la diferencia.


Hoy en día los partidos de fútbol son más rápidos, y jugadores como Messi está mucho más dotados tecnicamente. Las botas tienen que adaptarse a los nuevos tiempos y es así como ha sucedido.


Los últimos avances

7

En el último año, diferentes materiales de botas han llegado al mercado. Antes de la Copa Mundial del 2014 las botas de puntos se convirtieron en lo mejor. Incluso el añadido de un calcetín-cuello que ayudaba a los jugadores a ibtener mayor sujección.


Las últimas botas de Nike, las Hypervenom II, han salido recientemente a la venta, y proponen que además de estar a la moda, son las botas del futuro que pueden ayudar en los cambios de dirección, la aceleración y a zafarse de los rivales.


Estas serán las botas del futuro. Per en un mercado de innovaciones constantes, la amenaza seguirá evolucionando.