10 futbolistas internacionales que toman mate y probablemente no lo sabías

Joaquín Jary
Apr 13, 2021, 6:21 PM GMT+2
Son tomando un mate con su amigo Eric Lamela
facebooktwitterreddit

La tradición del mate rompió con todo tipo de barreras, desde sociales a brechas generacionales, y es infaltable en cada reunión, para no entrar en discusión, rioplatense. Desde Uruguay-Argentina salen los mejores, y se extrañan cuando no están: por la yerba, por la mano del cebador o sobre todo por el entorno en el cual se comparte esta sana costumbre.

A continuación, mencionamos en una lista diez jugadores que no sabías que tomaban mate y proponemos, mínimo, un reconocimiento para los embajadores que llevan este símbolo tan propio hacia el mundo.

10. Antoine Griezmann

Sí, aquel delantero que poco apreció el fútbol argentino hizo de las suyas en el extranjero. Carlos Bueno, ex San Lorenzo, le presentó a Griezmann el mate cuando jugaban en la Real Sociedad. Y bueno, después el francés tomó algunas cositas más, propias de Sudamérica como los insultos, el asado y la cumbia. En Atlético Madrid y hoy en Barca, siguen puliendo las costumbres.

9. Axel Witsel

El mediocampista belga, actualmente en la Liga MLS, arriba a todos los estadios con el mate bajo el brazo. Fuentes afirman que Nicolás Gaitán, junto a otros sudamericanos, fue quien le inyectó esta infusión en su sangre en su paso por Benfica.

8. Paul Pogba

Es culpa de Marcos Rojo, entre otros argentinos, y Antoine Griezmann que el crack francés deba salir a reconocer cada terreno de juego con un termo bajo el brazo y el mate en mano contraria. En la Selección de Francia, lo llevó; en la Juventus, lo llevó; en Manchester United, también lo llevó. Bienvenido, Paul.

7. Cristiano Ronaldo

Algunos afirman que el astro portugués llegó al mate por las raíces argentinas de su pareja, otros, en cambio, otros toman la teoría de Rodrigo Bentancur y Paulo Dybala, compañeros en Juventus, como culpables. Lo cierto es que CR7 tiene su set matero y se acostumbró a utilizarlo en cada viaje.

6. Son Heung-Min

Impensado, claro. Pero Eric Lamela junto a Paulo Gazzaniga, compañeros en Tottenham, hacen del mate una religión, predicándola en cada habitación de concentración, y han cumplido una difícil misión: llevar al mejor surcoreano de la actualidad hacia esta adicción. No olvide decirle que se comparte, Coco.

5. Eric Dier

En Portugal, de la mano del Huevo Acuña y toda la banda sudamericana, el mediocentro lo probó. Quiso dejarlo en el olvido pero Lamela, Gazzaniga y Foyth, cuando llegó al Tottenham, lo evitaron y metieron el dedo en la yaga haciendo que esta infusión se convierta en algo imprescindible: el ingles llegó al punto en que puede soltar a su pareja, pero no al mate (sarcasmo). La vida.

4. Alisson Becker

El brasilero, mucho más cercano al suelo en que se originó este estilo de vida, es un tanto gauchesco en sus ratos libres: alpargatas, asado y mate. Por suerte es uno de los mejores arqueros del mundo, por su gran nivel en Selección y en Liverpool, sino en su país lo estarían enviando con un buen voleón hacia Argentina.

3. Mohamed Salah

El caso del egipcio está poco estudiado, pero lo importante es que no hay argentinos que remoloneen en la causa. Al parecer, Alisson Becker el inyectó este estirpe sudamericano de tomar mate. No le fue mal siguiendo esta línea en Liverpool: hoy es uno de los mejores jugadores del planeta.

2. Serge Gnabry

"Mi historia con el mate nace en Werder Bremen, donde mi compañero argentino Santi García lo bebía antes de los partidos cuando íbamos al estadio. Una vez lo probé y me dijo que si marcaba un gol tenía que beberlo siempre. Marqué y hoy se convirtió en un ritual", dijo el alemán en la cuenta oficial del club que compite en Bundesliga. Si funcionó para mejorar el rendimiento y emigrar al Bayern Múnich, no hay vuelta atrás: es un caso totalmente perdido.

1. Neymar

El uruguayo y el argentino, Suárez y Messi, le presentaron el mate al brasilero en Barcelona, que muchos coinciden que actualmente es el mejor jugador del mundo. Si con esta costumbre hace lo mismo que la pelota, cuidado, puede que no lo comparta. Pero si hace magia todo está permitido, JA!

facebooktwitterreddit