Está claro que la relación de Arturo Vidal con los títulos de liga es algo que pasará a la historia como uno de los récords más llamativos de todos los tiempos.


Vidal siempre se ha caracterizado por ser un futbolista que no da nada por perdido, que lucha cada balón como si fuera el último y que sabe perfectamente que un partido no acaba hasta que el árbitro pita el final. 


Su larga carrera le ha permitido jugar en equipos como la Juve, el Bayern, el Barça o el Inter, y es que en las últimas diez campañas solo la temporada pasada con el Barcelona vio como un equipo lograba más puntos que el suyo. El Real Madrid.


Analizado desde la objetividad es cierto que los cuatro equipos que han acogido al chileno en los últimos diez años son conjuntos eminentemente ganadores, lo que no quita que su llegada al Inter haya roto la histórica hegemonía de triunfos que ha arrastrado la Juventus de Turín durante la última década. 


A estas alturas podemos empezar a considerar a Arturo Vidal como un amuleto que te garantiza logros ligueros. Desde que comenzó sus primeros pasos en Europa en el Bayer Leverkusen, los que no le conocían previamente empezaron a observar su indiscutible carácter de guerrero que antepone la muerte a la rendición.


FC Internazionale v Atalanta BC - Serie A

Ganar dos o tres ligas de manera consecutiva pueden ser casualidad, pero lo que ha hecho Arturo Vidal es un récord difícil inigualable que perdurará en el tiempo.