​La CONCACAF es una confederación que comienza a avanzar en cuanto a lo futbolístico. Hace no mucho Costa Rica estaba disputando unos Cuartos de Final de Copa del Mundo, pero en materia arbitral sigue dejando mucho que desear.


En el partido entre el ​Club América y Comunicaciones de Guatemala el árbitro con experiencia mundialista, Jair Marrufo, tuvo una pésima actuación. Sus errores provocaron que tanto mexicanos como guatemaltecos se molestaran y reclamaran toda decisión.

FBL-CONCACAF-COMUNICACIONES-AMERICA

El error más grave ocurrió en el primer tiempo cuando corría el minuto 31, el jugador americanista, Andrés Ibargüen, recibió una dura entrada en su pantorrilla izquierda del jugador Rafael Lezcano e increíblemente Marrufo solo marco la falta y ni la tarjeta amarilla saco.

Ese fue el error más grosero, pero en todo el juego tuvo fallos. Las tarjetas las sacó hasta el final del partido cuando desde el principio debió de haberlo hecho. El partido se le fue de las manos.


Y estas actuaciones deplorables ocurren en cada competencia donde pita un árbitro centroamericano, estadounidense y ahora lamentablemente también mexicano. La CONCACAF debe hacer algo, debe instruir mejor a sus árbitros para que puedan llevar a cabo mejor su trabajo. Si el arbitraje mejora, la competencia lo hará y por ende el espectáculo. Todos ganaríamos.